De las seis leyes anunciadas, el consejero ha destacado una ley del juego para “fomentar la prevención y el juego responsable”, con un texto además “más restrictivo en cuanto a la autorización de nuevos establecimientos y una mayor actividad inspectora”, a lo que ha sumado “un régimen sancionador más duro para las infracciones más graves” relacionadas con la entrada de menores.

Otra ley que ha querido destacar es la de creación de un nuevo organismo autónomo de fiscalización de cuentas al estilo del extinto Síndico de Cuentas, “para controlar la gestión financiera del Ejecutivo”.

“Consideramos que disponer de un órgano propio de fiscalización nos hará más eficientes y fiscalizará con más detalle que el ”, ha explicado.

A estos dos proyectos ha sumado una nueva ley de Empleo Público para mejorar las condiciones de acceso de personas con discapacidad a la función pública; o la modificación de la ley de colegios profesionales para adaptarla a la normativa europea.

Completan el cartel una nueva ley de Patrimonio y otra que servirá para regular la reserva de plazas públicas para centros especiales de empleo.

NUEVO ACUERDO CON SINDICATOS

Ruiz Molina ha avanzado que en el corto plazo el Gobierno firmará con sindicatos un nuevo acuerdo de legislatura “que recogerá todo lo oportuno para mejorar las condiciones laborales” de los empleados públicos, circunscrito en el objetivo de “mejorar la calidad de los Servicios Públicos”.

También se firmará en próximos días un nuevo plan de impulso a los servicios públicos como “instrumento de planificación de cómo van a crecer los Recursos Humanos en la legislatura” a través de nuevas ofertas públicas de empleo.

Para este mandato, Ruiz Molina ha recordado que su departamento ha sumado una nueva competencia y ahora tendrá que gestionar también las Nuevas Tecnologías y la , lo que certifica el “carácter trasversal” de su Consejería.

Una Agenda para digitalizar al completo la administración pública, reducir la brecha digital en toda Castilla-La Mancha y apoyar y fomentar un modelo de crecimiento continuo y sostenible son los objetivos de esta área.

POSTURA COMÚN POR LA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Otro de los retos de legislatura para Ruiz Molina es conseguir blindar en el Parlamento autonómico una postura común entre todos los grupos de cara a defender una mejor financiación autonómica para la región cuando se abra el debate del nuevo modelo.

“Estoy convencido de que llegaremos a una posición común con el resto de formaciones”, ha dicho Ruiz Molina, que ha avanzado la inminente creación de un grupo de trabajo para abordar este tema.

CS DUDA DE LA “CUADRATURA DEL CÍRCULO”

El diputado de ha arrancado su intervención criticando la tardanza de la Consejería en dar traslado al Ministerio del ramo de la petición suscrita en el Parlamento autonómico para la convocatoria urgente del .

Muñoz se ha preguntado cómo va a conseguir Ruiz Molina la “cuadratura del círculo” de reducir deuda y cumplir con el déficit cero el próximo ejercicio sin aumentar los impuestos; al tiempo que ha insistido en los malos augurios de la en cuanto a un frenazo de la economía en el corto plazo.

En cuanto a las seis leyes anunciadas por el consejero, le ha recriminado que ya en la pasada legislatura anunció proyectos legislativos que no llegaron a las Cortes, por lo que ha pedido compromiso para traer los nuevos textos en este mandato.

El parlamentario ha sido muy crítico ante el anuncio de crear un nuevo tribunal de cuentas autonómico, órgano que ya suprimió el en 2011. “¿Para qué? ¿Para más agilidad de expedientes?”, se ha preguntado Muñoz, quien ha reconocido que si ese es el objetivo, estará de acuerdo con la creación de este órgano.

Además, en rueda de prensa previa, ha mostrado el rechazo de su partido a la “politización de la Junta de Comunidades que pretende el con la aprobación de un Decreto de alta dirección que apareció este verano y que permite los dedazos”.

Según ha detallado, “esta semana se ven los efectos de este Decreto que suponen la creación de 117 puestos de libre designación a los que se accede a dedo, en lugar de por un procedimiento regido por los principios de mérito y capacidad”.

PP PIDE BAJADA DE IMPUESTOS

Por el PP, ha comenzado recordando las palabras de Ruiz Molina al inicio de la pasada legislatura cuando achacaba a la “herencia recibida” la mala situación financiera. “Pero ahora se ha heredado usted a sí mismo”, le ha advertido.

Si la situación de hace cuatro años era “preocupante”, ahora, que Valverde ve más motivos para la desesperanza, se ha preguntado por la opinión del consejero, justo antes de volver a citar datos económicos de 2011 para criticar al .

El parlamentario ciudadrealeño se ha mostrado pesimista ante la “estabilidad presupuestaria”, avisando de que incluso la región “podría incumplir el artículo 135 de la Constitución”.

En este punto, ha puesto en duda que no vaya a haber una subida de impuestos para “satisfacer el aumento de gasto” que pretende la Consejería.

“No podemos permitirnos volver a las políticas que llevaron a la región a la quiebra. Necesitamos un horizonte de bajada de impuestos, de creación de condiciones favorables para ser atractivos para invertir”, ha reclamado el diputado.

PSOE: “SE HA RECUPERADO LO PERDIDO”

El diputado del PSOE ha sido el encargado de fijar la posición de su Grupo Parlamentario, y ha puesto en valor la “importantísima labor” que ha permitido recuperar “lo perdido” en años anteriores tanto en materia de empleo público como en servicios sociales.

Para Mora, el esfuerzo realizado desde la Consejería de Juan Alfonso Ruiz Molina es para “sentirse orgulloso”, tratándose de un departamento “clave”.

Ha celebrado la recuperación de condiciones laborales de los empleados públicos de Castilla-La Mancha, apuntando que restan retos importantes para esta legislatura como la financiación autonómica.

En su opinión, poder blindar una postura común desde la Comunidad Autónoma sería beneficioso para reclamar al Estado una financiación más justa, algo trascendental según el diputado para atajar el problema de la despoblación, uno de los retos de legislatura.

Fernando Mora ha insistido en este punto en que “no hay españoles de primera y de segunda”, por lo que el trabajo de todos es conformar un sistema de financiación “justo y equitativo”.

Este sistema, que tuvo que haberse renovado en 2014, va con retraso, y ahora urge para poder “prestar mejor los servicios públicos”.