Pero la gran diferencia entre este mercado y otros, como el financiero, radica en la existencia de unos derechos laborales y unas garantías de protección social que al menos en teoría han de respetarse, aún a pesar de la imparable transformación de las reglas del juego, según ha informado la UCLM en un comunicado.

Una transformación que implica entre otras consecuencias la creciente robotización de los puestos de trabajo y la creación de un nuevo modelo de relación laboral en la denominada economía de plataformas, un paraguas en el que entran corporaciones como Amazon, Uber, Airbnb, Deliveroo, Cabify o Glovo.

Con el objetivo de debatir sobre los efectos de esta nueva realidad en el empleo, la (UCLM) celebra entre este miércoles y el viernes un encuentro internacional que surge del proyecto Digital Work Tecnología y Trabajo: el impacto de la economía 4.0 sobre el empleo, las relaciones laborales y la protección social.

Dirigido por la profesora de la Universidad regional , el proyecto implica también a expertos de las universidades de , Libre de , Brescia, , , , y ; al magistrado del Constitucional , y a profesionales de Red2Red Consultores y el despacho de abogados Sagardoy.

Según ha explicado la investigadora principal, Digital Work pretende “analizar cómo la digitalización está transformando el mercado de trabajo, teniendo en cuenta la reacción de los sujetos directamente concernidos. Sobre esta base, nuestro propósito radica en proporcionar respuestas viables ante los nuevos retos relacionados con las condiciones de trabajo y empleo, las relaciones laborales y la protección social”.

El encuentro, que se desarrolla en la , ha sido inaugurado por el viceconsejero de Empleo de la Junta de Comunidades, , a quien la profesora Rodríguez ha presentado como “uno de los mayores expertos de España en políticas activas de empleo”. En su intervención, Rueda ha defendido una “perspectiva optimista” ante las oportunidades que se derivan de la economía 4.0, y entre las que ha apuntado el abaratamiento de los productos y servicios, lo que debería llevar aparejado un incremento de la demanda y, por extensión, del empleo; una mayor competencia en un mercado global, el empoderamiento del ciudadano en un contexto cada vez más transparente como consecuencia de un acceso más democrático a la información y a las ofertas, y el aumento de la productividad.

Para salvar los riesgos asociados a cualquier cambio de paradigma, el viceconsejero considera que sería conveniente “revisar el modelo educativo, especialmente la formación en competencias tecnológicas; así como introducir algún mecanismo de empleo garantizado —como el que defiende el demócrata en Estados Unidos— o actualizar el sistema fiscal”.

Tras la intervención de Francisco Rueda, los participantes en el seminario han tenido la oportunidad de escuchar la intervención del politólogo a propósito del establecimiento de un nuevo contrato social para la transición robótica. Ortega es comisario de la exposición “Nuestros Robots”, de Espacio Telefónica, y autor del libro ‘La imparable marcha de los robots’.