UGT ha ratificado con ASAJA y CCOO el preacuerdo sobre el nuevo Convenio Colectivo del Campo de Ciudad Real que estará vigente durante tres años y afectará a unos 11.000 trabajadores de la provincia. Según el secretario provincial de UGT-FICA Ciudad Real, Torres, el acuerdo es “defendible” aunque no el deseado, ya que el incremento salarial solicitado tanto por este sindicato como por CCOO era del 3,5 por ciento al año.

Una vez firmado, el convenio tendrá una vigencia de tres años, de 2018 a 2020 y supondrá un incremento salarial del 2 por ciento para el año 2018 (con carácter retroactivo desde el 1 de enero de este año) del 2 por ciento para 2019 y del mismo porcentaje para el año 2020. Cabe destacar que este 6 por ciento se verá actualizado si el IPC de cada año fuera superior al incremento pactado.

El convenio afectará a 11.000 trabajadores de Ciudad Real, incluidos los temporeros que se encuentran en estas fechas en las campañas de la vendimia y, según el secretario provincial de UGT-FICA Ciudad Real, Antonio Torres, el acuerdo es “defendible” aunque “no es el que queríamos”.

Los sindicatos habían reclamado a la patronal del campo en la provincia un incremento salarial del 3,5 por ciento, ya que según Torres “Ciudad Real lleva un desfase considerable con respecto al resto de provincias de CLM y, además de incluir el incremento del 3 por ciento del IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), consideramos que era necesario un 0,5 por ciento más adicional”.

Al mismo tiempo, ha declarado que el convenio estuvo más cerca de romperse que de salir adelante y que “la patronal es más cerrada en esta provincia”, pero descarta movilizaciones por el momento porque los trabajadores han quedado “medianamente satisfechos con este acuerdo”.