El alcalde, , ha señalado que para la instalación de la fibra se utilizará la infraestructura del wifi municipal para ampliar el servicio a través de un anillo de fibra óptica, que interconectará en un plazo de unos seis meses las antenas, con una inversión en la primera fase de 600.000 euros, según ha informado el Consistorio valdepeñero en nota de prensa.

Martín ha comentado que el servicio ofrecerá un mínimo de 20 megabytes para todos los clientes, incluidos los que ya se benefician del servicio de la red wifi municipal, de los que ha dicho que “no tendrán modificaciones en sus tarifas, pero deberán acudir a la oficina de la empresa en el edificio Valcentro para reactualizar sus datos”.

“Valdepeñas sí tendrá fibra óptica, una básica que será un anillo que interconectará todos los nodos wifi que tenemos para que se conviertan automáticamente en wimax”, ha explicado el regidor, añadiendo que esta acción supone que el municipio dé “un paso de gigante gracias a la inversión que hicimos hace cinco años con el wimax”.

El alcalde ha explicado que la fibra óptica “es un servicio muy demandado, pero no es fácil que las operadoras se aventuren a establecerla en municipios de menos de 75.000 habitantes”, por lo que el Consistorio ha decidido “implantarla con carácter público, a través de una concesión, y facilitar a los ciudadanos hasta cien megabytes de navegación”.

Por otro lado, el primer edil ha anunciado que el nuevo contrato también ofrecerá a todos los ciudadanos poder conectarse gratis a Internet con una señal en abierto de un máximo de 256 kilobytes, una medida que pretende “acabar con la brecha digital”.

El contrato de este servicio también incorporará la interconexión con fibra óptica entre las sedes municipales, la explotación al cincuenta por ciento del servicio de pantallas leds, la prestación del servicio para las cámaras de vigilancia de la , así como extender el servicio wimax unos 500 kilómetros cuadrados del término municipal, algo que “facilitará la conexión a Internet en barrios como Consolación y El Peral, así como la puesta en funcionamiento de un servicio de videovigilancia que garantice la seguridad en el campo”.