Un centenar de jóvenes alumnos de los cursos de Hostelería programados por el Consistorio y de los grados formativos de la misma rama del IES han asistido a esta jornada, en la que el regidor municipal ha explicado que están destinando “más de 1.000.000 de euros a la formación y la reinserción de los jóvenes de Valdepeñas”.

“Por eso hay una serie de inversiones que hacen las administraciones locales de las que yo me siento orgulloso que no es poner un monumento, urbanizar una plaza, hacer una nueva calle, desarrollar un suelo o hacer un vial, que todo eso se ve”, ha manifestado, añadiendo que “hay un dinero que por responsabilidad hay que destinar a infraestructuras para males mayores que puedan venir como el Plan de Tormentas y que se entierren millones, que no se ve, pero el mejor dinero invertido que podemos hacer las administraciones es formar la masa gris de nuestros jóvenes”.

El alcalde ha subrayado que “hoy no se conquista el futuro con el músculo, sino con las nuevas tecnologías, con el nuevo conocimiento, con las nuevas formaciones intelectuales que doten a los pueblos de recursos humanos suficientes para que no tengan que emigrar y busquen aquí su asiento, para que se incorporen al mercado de trabajo”.

Según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, en relación a estas jornadas el primer edil ha manifestado que “hoy ya no nos conformamos con el menú del día sino que queremos gente formada que nos haga una cocina con formación y creatividad y en eso estamos hoy con estas jornadas y el año que viene con otros cursos de formación que se irán convocando”.

La jornada ‘Por un futuro en la hostelería’ ha estado dirigida a alumnos del IES Gregorio Prieto y a alumnos de los cursos convocados por el Consistorio de ayudante de cocina y de camarero de sala, según ha señalado la concejal de Desarrollo Empresarial, , que ha indicado que la jornada se completa con una ponencia impartida por profesores de grados de Hostelería del IES Gregorio Prieto, una mesa redonda de hosteleros y una master class a cargo de dos cocineros y una sumiller, con una exhibición de elaboración de diferentes platos.