Así lo ha dado a conocer esta mañana el alcalde de la localidad, , que ha precisado que el cierre del ejercicio municipal cuenta con unos ingresos en derechos netos de 29.600.000 euros, con 3.100.000 euros pendientes de cobro correspondientes a ese único ejercicio, y unos gastos en obligaciones reconocidas de 29.100.000 euros, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

El regidor municipal explicaba que se ha ingresado menos de lo previsto debido, principalmente, a que no se haya incorporado al presupuesto la subvención correspondiente al EDUSI, con el que ya se están ejecutando las obras del cubrimiento del canal y que se incorporará por tanto al presente ejercicio.

Sin embargo, el Consistorio registra un superávit de 1.100.000 euros que invertirá en actuaciones financieramente sostenibles, que una vez ejecutadas no generan una carga financiera ni un gasto ordinario al ejercicio siguiente.

“Nosotros tenemos que hacer algunas obras que no pudieron entrar en deportes, que las vamos a ejecutar ahora, como la penúltima fase del velódromo o la urbanización de la calle Torrecillas porque en vez de tener el dinero aquí, que sin moverlo no genera ninguna riqueza, lo vamos a reinvertir”, adelantaba Martín, poniendo de fecha en el calendario el Pleno del mes de abril, y adelantando para el Pleno del próximo lunes 125.000 euros para la ampliación del Cementerio Municipal.

En total, el alcalde cree que podrán incorporarle 2.000.000 de euros de inversión, este 1.100.000 euros de superávit más 1.000.000 de euros que saquemos de los 3.0000.000 de euros que tenemos en tesorería de remanente, dejando a tesorería de 2.000.000 de euros en la hucha”.

PENDIENTE DE COBRO

Martín resumía que el presupuesto cerrado deja un “buen año”, en el que las cuentas dejan además un total pendiente de cobro de 15.400.000 euros, aunque la ley vigente resta el 55% a esa cantidad por dudoso cobro.

Por ello, ha señalado que, en base a esos cálculos, el Ayuntamiento tiene seguro de cobrar, pero no ha cobrado, 7.000.000 de euros, lógicamente si ese dinero se pudiera cobrar mañana de golpe tendríamos esos 7.000.000 de euros, más los 3.000.000 de euros de remanente de tesorería más 1.100.000 euros de superávit.

“Es decir, tendríamos casi 12.000.000 de euros, con lo que el Ayuntamiento podría contraer compromiso de gasto por valor de esos 12.000.000 de euros, aunque no lo haría”, ha concluido.