El Consistorio valdepeñero ha recordado que esta iniciativa es una celebración simbólica que se repite cada año gracias a la organización . Los monumentos del mundo se apagan y la esperanza para la naturaleza se enciende durante una hora, pero este año será diferente, como también lo son las circunstancias la pandemia de Covid-19.

‘Apaga la luz. Todo irá bien’ es el lema que ha elegido la ONG este año para levantar los ánimos y unir a las personas con una buena acción. Los actos programados para esta decimotercera edición se han suspendido por la cuarentena, pero eso no evita que desde el Ayuntamiento de Valdepeñas se incida en recordar la importancia del respeto al medio ambiente y las negativas consecuencias del cambio climático.