El alcalde, , ha explicado que desde el se ha hecho “un seguimiento permanente de la situación y se ha colaborado en todo lo posible, poniendo incluso a disposición de Aquona el personal y los medios municipales para contribuir a solucionar el problema cuanto antes”. Además, se ha colaborado en el plan de contingencia para que todos los vecinos tuviesen acceso a agua potable a través de varios puntos de suministro alternativos y se llevó el agua a los domicilios de las personas con movilidad reducida o colectivos más vulnerables, según ha informado en nota de prensa.

Villajos ha dado las gracias a todos los vecinos de Porzuna afectados, “por la comprensión y paciencia que han demostrado en todo momento ante esta situación excepcional”. Un agradecimiento que ha hecho extensivo también a todos los trabajadores del Ayuntamiento que “sin ser su competencia, se han volcado y han colaborado para ayudar a localizar la avería cuanto antes y que se pudiera restablecer la normalidad en el suministro de agua”.

Asimismo, ha destacado el “esfuerzo sobrehumano de los trabajadores de la empresa Aquona, que es la empresa responsable del abastecimiento del agua en Porzuna, porque han trabajado ininterrumpidamente durante más de 50 horas para arreglar una avería de grandes dimensiones, en un lugar que ha complicado mucho los trabajos puesto que estaba situada bajo el arroyo El Tejar”.

El alcalde ha recordado que el equipo de Gobierno lleva unos meses trabajando en la realización de sondeos y pozos para conseguir el autoabastecimiento en casos de emergencias, sequías o averías graves y apuntaba que el tema del agua “siempre ha sido una prioridad para nosotros y lo seguirá siendo, por eso estamos poniendo sobre la mesa medidas eficientes y reales para poner fin a este problema”.

En este sentido, y dado que finalmente no pudo hacerse el pozo de Boca de Piedralá puesto que el agua tenía hierro, se está trabajando en otros emplazamientos. De hecho, ya se ha hecho un pozo en el paraje Pedriza Machera (umbría de Porzuna) que dará entre 10.000 y 12.000 litros de agua cada hora. El agua se está analizando, y si es apta para el consumo, se conectará a la red de abastecimiento.

Además, se harán como mínimo dos pozos más, para lo cual se llevarán a cabo sondeos en diferentes lugares. “El objetivo es contar con la cantidad suficiente de agua para que Porzuna pueda autoabastecerse y vamos a dedicar los recursos que sean necesarios”, indicaba Carlos Jesús Villajos, quien apuntaba que la idea es que todo esté terminado en el mes de septiembre y los pozos estén conectados a la red de abastecimiento.