Se trata de una iniciativa organizada por la Plataforma ‘Campo de Montiel. Origen del Quijote’ con el objetivo de lograr que la comarca sea declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y en la que el año pasado participaron alrededor de 6.500 personas de la provincia y la región porque constituye una oportunidad única de ver patios del siglo XVII que el resto del año están cerrados.

Un total de 25 patios pueden visitarse en esta Ruta 2018 y en cada zona de la localidad, para que sea más fácil su visita, se abrirán los patios cada 25 minutos en tantos pases como número de patios haya en la misma. Además de los patios se han organizado actividades paralelas como visitas guiadas temáticas, teatro, espacios escénicos y una zona gastro.

Esta iniciativa supone “una ocasión única” para conocer patrimonio público y privado de la localidad al tiempo que se contribuye a generar riqueza a través del turismo.

Cada día se abren unos patios, de forma que se puede pasar los tres días en la localidad y ver cosas distintas. El visitante puede elegir lo que quiere ver para que resulte más fácil la visita, que incluye una explicación previa sobre el patio y, además de música, lecturas sobre Santo Tomás de Villanueva.