La secretaria general de Asuntos Sociales y Voluntariado del , , ha afirmado hoy en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) que el voluntariado en nuestra región ha alcanzado unas “cotas muy altas de eficacia, eficiencia, de organización y participación”. En concreto, tal y como ha dado a conocer, durante el año pasado un total de 2.000 voluntarios de la UDP realizaron más de 100. 000 horas de voluntariado en residencias de mayores, en viviendas tuteladas o en hogares de personas que viven solos.

Así lo ha manifestado durante la clausura de una jornada formativa para coordinadores y nuevos voluntarios de la Federación Territorial de Pensionistas y Jubilados de Castilla-La Mancha (UDP), en la que ha estado acompañada por su presidente, , por el alcalde del municipio, , y el coordinador provincial de Sanidad y Asuntos Sociales, .

Según Leis, el voluntariado social entre personas mayores es “la mejor muestra de que la solidaridad no tiene edad”, a la vez que el “mejor ejemplo de juventud y vitalidad”. Asimismo, el voluntariado se convierte en “una importante herramienta de participación social que hace a las sociedades más humanas, más valientes, más justas, más solidarias y eso es algo que en estos momentos es muy admirable y tiene todo el apoyo, el reconocimiento y la gratitud del Gobierno de Castilla-La Mancha.

Red de apoyo mutuo

Es por ello que el Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales, seguirá apoyando los programas de voluntariado social entre mayores llevados a cabo por UDP en nuestra región. Y es que estos programas son muy valiosos y necesarios, puesto que constituyen una red de apoyo mutuo que complementa con calor humano la labor realizada por los profesionales de la atención a mayores.

Para contribuir a la mejora de las condiciones de vida de los mayores dependientes, los voluntarios de UDP, que también son mayores, “les ofrecen su tiempo, compañía y ganas de vivir para que no se sientan solos, y si apoyados, valorados y, en definitiva, queridos”, según Ramón Munera. Ésta es la clave de la misión del voluntariado de la Federación Territorial de Pensionistas y Jubilados de Castilla-La Mancha.

La organización por parte de UDP de cursos como los que se han desarrollado hoy en Alcázar de San Juan, con el apoyo del Gobierno regional, pretenden ofrecer a los voluntarios la formación necesaria que les proporcione las habilidades básicas para desempeñar tan importante labor para la sociedad.

Los 70 participantes en los cursos impartidos en Alcázar de San Juan, procedentes de municipios de la comarca, han tenido la oportunidad de intercambiar experiencias y reflexionar sobre el trabajo en común de la tarea solidaria y desinteresada que realizan.