El de Ciudad Real se ha puesto un año más manos a la obra para conseguir que todas las familias disfruten de un menú digno esta Navidad. El presidente, Segundo Alcázar, citó ayer a todos aquellos que quieren aportar su granito de arena para ofrecer los detalles de la Gran Recogida del 1 y 2 de diciembre.

Esta quinta edición llegará como es costumbre más allá de la capital provincial, con puntos de recogida en las localidades de , Manzanares, Alcázar de , o Argamasilla de Alba. En cada establecimiento se establecerán turnos desde las 9 de la mañana para facilitar el trabajo que desempeñarán los voluntarios de manera altruista.

Alcázar ha reconocido que cada año se sorprende aún más ante “la solidaridad sin parangón de los vecinos de la provincia”. En ese sentido, ha invitado a cada “padre e hijo a colaborar acercándose a su punto de recogida más cercano”. Durante esos dos días las personas podrán aportar alimentos no perecederos, productos infantiles y productos cárnicos envasados al vacío.

Cuando resta una semana para la Gran Recogida de 2017, hasta doscientos voluntarios han dicho ya que quieren formar parte de las positivas cifras que rodean al Banco de Alimentos. En una década de ayuda, se han recogido un total de 6.364.000 kilos de alimentos, lo que para Alcázar se traduce en “devolver a las familias la dignidad que han perdido”.