La ciudad de Alcázar de San Juan nunca para, especialmente durante los fines de semana, cuando se convierte en un lugar muy vivo en el que se complementan diferentes actividades. Así fue durante el pasado fin de semana que junto a las numerosas actividades culturales y gastronómicas de las Jornadas de Vino y Bautismo Qervantino y la conmemoración del Día Europeo del Enoturismo, se celebró la mayor feria de novios de la región, EXPOBODAS, en el pabellón y una prueba deportiva clásica y tradicional, la XIX edición del Duatlón Cross. “Alcázar es una ciudad viva y un fin de semana más lo volvemos a mostrar”, comentó la alcaldesa alcazareña que se acercó hasta el cerro para dar la salida de la prueba deportiva; acompañada por el concejal de Deportes, , y el primer teniente de alcalde, .

En esta nueva edición del Duatlón Cross participaron 70 duatletas, más de la mitad en la categoría por parejas, uno de los mayores atractivos de la prueba, como aseguraba Javier Rivas, del , organizador de la prueba. “Se trata de una prueba con cierta dureza para la que los deportistas tienen que estar preparados. Por eso es más fácil participar en parejas y cada uno ocuparse de su fuerte, la carrera o la bicicleta”. Rivas comentó que el éxito de la prueba se debe a que existe un club que la respalda y a que cuenta, año tras año, con el apoyo económico y logístico del Ayuntamiento “que está apostando por el deporte y por mantener en el calendario deportivo pruebas que ya son tradicionales como este duatlón”.

La alcaldesa felicitó al club por la organización de la prueba y por mantener la calidad “que hace que haya participantes que repiten todos los años” y al mismo tiempo “contribuir para que Alcázar siga siendo referente deportivo en la región”.