Acompañada del presidente de la Diputación Provincial, , y de la delegada de la Junta en nuestra provincia, , Zamora animaba a visitar y vivir Ciudad Real durante todo el año.

El año pasado, se incrementó el número de turistas que visitan Ciudad Real un 14% en cuento a los visitantes nacionales y un 8% los visitantes internacionales, ha afirmado la alcaldesa antes de presentar un nuevo video promocional de Ciudad Real en el que se muestra la “vida social, festiva y cultural que tiene Ciudad Real durante todo el año”, y el folleto informativo bajo el eslogan de ‘Ciudad Real ¡vívela!’ que se han encargado de repartir por la feria los componentes del grupo de teatro .

Pilar Zamora ha afirmado que Ciudad Real se puede visitar en cualquier momento y repasaba las propuestas que se van sucediendo a lo largo del año, y que son muy atractivas para los visitantes. Desde un mes de enero “que mantiene la magia de la Navidad y de la ilusión de nuestros niños, recordando el Belén Monumental, que este año ha recibido más de 2.000 visitas diarias, muchas de ellas de fuera de la región., así como de hogueras junto a y bendiciones de animales por San Antón”.

En febrero, pese al frío, Ciudad Real cuenta con el “calor carnavalero en un donde la provincia entera, y de más allá, nos visitan y llenan del colorido más espléndido nuestras calles y plazas, en un desfile declarado de Interés Turístico Regional”, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

La alcaldesa ha valorado cómo “marzo es el mes de nuestra semana grande, el mes de nuestra Semana Santa, declarada de Interés Turístico Nacional”. “La riqueza de nuestras procesiones, con esa mezcla de estilos andaluces, castellanos o murcianos, volverá a sacar a las calles a miles de personas entre la devoción y la atracción de una Pasión que ha ido pasando de padres a hijos. Y como todo en Ciudad Real acompañado de nuestra rica gastronomía con el Encuentro de Pasiones. Ciudad Real huele a torrijas a potaje y a incienso”, ha afirmado.

Una ciudad Cervantina como lo es Ciudad Real, ha reconocido la primer edil, “nunca podría dejar pasar el mes de abril sin rendir su homenaje” a la figura de y a su obra de la Mancha. “En Ciudad Real se respira Cervantes en cada plaza en cada rincón y en el día a día de nuestras gentes. Por nuestro Museo del Quijote pasaron el año pasado casi 22.000 personas, de los que casi 1.300 fueron extranjeros”, ha afirmado.

Con el buen tiempo los vecinos y vecinas de Ciudad Real, “toman las calles”. Mayo es por excelencia el mes de Alarcos con la romería, donde el fervor religioso, la fiesta y el compartir con los amigos se aúnan en un acontecimiento único que tampoco deben perderse. “Disfrutar de la ermita y del yacimiento de Alarcos es una experiencia digna de ser vivida”, ha destacado.

Zamora también ha dado a conocer cómo las noches de junio se tiñen de blanco para celebrar la Noche Blanca, “una explosión de actividad que alborota cada espacio y hace que pasear por Ciudad Real nos haga felices”. Música, teatro, deporte y apoyo al comercio y la hostelería hacen de esta noche que el blanco sea el color “más luminoso de toda la paleta de colores”.

También en este mes llega el Festival Corto de Ciudad Real, referente en este campo que, tras unos años de ausencia, llega a su vigésima edición. Zamora ha recordado cómo el año pasado participaron casi 700 obras de animación, documental y ficción provenientes de países europeos, pero también Brasil, Argentina, Méjico o Turquía, entre otros.

La alcaldesa ha afirmado que cuando llega julio, “todo ciudadrealeño anhela que llegue la Pandorga”. Ese último día del mes de julio que en cuanto pasa, “ya se desea”. La alcaldesa ha indicado que es imposible contar la Pandorga “porque no se cuenta, se vive” y ha invitado a los presentes a vivir esta fiesta.

Además, julio es mes de música con el Festival de Música Antigua en Alarcos, y sirviéndonos de nuestras tradiciones, también se atrae a Ciudad Real los cantos y las danzas de otras culturas en el Festival Internacional del Folklore.

Agosto en Ciudad Real sabe a Feria, en homenaje a del Prado, una feria en la que Zamora reconocía que “todo el mundo tiene su espacio, con actividades culturales, religiosas, infantiles y de deporte, disfrutando del vermut, de la música, de nuestro vino y de nuestras tapas”. Y por la noche, “de las proezas que realizan los jinetes a lomos de los caballos participantes en el Concurso Nacional de Saltos, que sobrepasa el medio siglo de vida”.

Y con la llegada del otoño, el atractivo cultural de Ciudad Real se amplía, en septiembre es el mes de la Semana Cervantina, octubre se llena de comic, con y Ciudad Real suena a jazz. Además, el sabor de la capital es inconfundible con “nuestras pequeñas joyas de la gastronomía, las tapas, que encuentran su máxima expresión en TAPEARTE”. En noviembre cultura, ciencia y arte maridan bien con ‘Manchaarte’ y la ciudad llega al último mes cerrando un año de vivencias pensando en los más pequeños con Jugarama, y celebrando nuevamente la Navidad.

Así pues, la alcaldesa reconocía que los turistas pueden visitar Ciudad Real “cuando lo deseen. “Les esperamos en una ciudad viva, llena de actividades una mezcla de tradición y vanguardia. Una ciudad fantástica para disfrutarla durante todo el año”.