El pasado 28 de febrero, quedaba rubricado el convenio suscrito entre la , (F.A.V.A.) y el Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca con motivo del XX aniversario de éste.

Con vigencia para un año (susceptible de ser prorrogado) el acuerdo contempla la puesta en marcha de una serie de programas de carácter periódico que, bajo el nombre, ‘Ciudadanía en Marcha’, no sólo va a mostrar las reivindicaciones de carácter estructural y de necesidades básicas inmediatas que haya en todos y cada uno de los ámbitos de acción de las 34 Asociaciones que actualmente componen la F.A.V.A., sino los valores de sus gentes y las iniciativas que los llenan de actividad y dinamismo.

En esta ocasión, les ofrecemos la segunda entrega de esta serie de programas, y lo dedicamos al barrio de Fátima que, en este 2018 celebra su XXX cumpleaños. José María señala con agrado lo positivo de este convenio a la hora de facilitarles a las Asociaciones de Vecinos dar a conocer lo que hacen a mucha más personas.

Actividades para todas las edades

Del 7 al 13 de mayo llegarán las fiestas del barrio de Fátima que, como no podía ser menos, se enfocarán en esa celebración del XXX aniversario de su Asociación de Vecinos. “Son unos 13.000 vecinos que residen en dicho barrio, se trata del que más representación tiene en la F.A.V.A. (con catorce miembros en su Junta Directiva); contamos con espléndidos colaboradores, como Pepe Garijo, , y Santiago Belmonte, que son unos fabulosos asesores; también contamos con unos monitores extraordinarios (como Mariví, Antonio…) y una secretaria administrativa maravillosa con la que estamos encantados”, explica.

Encarni nos habla del gran número de actividades que ponen a disposición de los vecinos y vecinas de ese barrio, de todas las edades: “Zumba, sevillanas, cursos de bordado, de punto y ganchillo, de cocina…” enumera, junto a “una escuela de verano que ponemos en marcha durante el mes de julio y que funciona de maravilla”. Tal fue el éxito de la iniciativa, que decidieron poner en marcha un taller similar para los días de Navidad en los que los niños y las niñas no tienen colegio y, del mismo modo, la medida fue acogida con los brazos abiertos por los vecinos a cuya demanda se dio respuesta una vez más. Su sede está en el Centro Socio Cultural de El Ensanche (en cuyo hall nos cuentan que frecuentemente se puede disfrutar de alguna exposición sobre algunos de los diversos talleres que desarrollan a lo largo del curso).

“Se hacen, altruistamente, muchas actividades que son propias del Ayuntamiento o de la Comunidad y eso cuesta mucho dinero y mucho trabajo…”, apunta Eduardo. Eso se sufraga con los apenas diez euros que cada socio abona al año a la Asociación y también gracias a la inestimable colaboración que hacen las pequeñas tiendas, el denominado comercio ‘de barrio’ que da vida y dinamismo al mismo.

De sus días de fiesta, destacan “la procesión de las antorchas junto a la Virgen de Fátima; conciertos y verbena, hinchables para los niños y niñas, cuentacuentos…”. Eduardo y José María subrayan que tienen especial interés en atraer a los vecinos y vecinas jóvenes, porque se han venido dando cuenta de que se ofertan muchas actividades para niños y niñas y también para personas mayores, pero ese tramo de edad intermedio queda más ‘desangelado’ y es algo a lo que quieren poner remedio a través de iniciativas.

A nivel de nuevas tecnologías, Eduardo expone una reivindicación que perseguiría libre acceso a Internet en toda la ciudad y, por ejemplo, poner en marcha cursos de informática para los vecinos y vecinas de este barrio. Una cuestión (la de crear un aula de informática en El Ensanche) que, según le avanzó al presidente del barrio de Fátima la concejala de Barrios, , “el Ayuntamiento está estudiando con entusiasmo”. Asegura el presidente de la Asociación de Vecinos de Fátima que la relación con el Consistorio es muy buena, pero añade que hace falta que se pase de las buenas palabras a las acciones en muchas ocasiones.

El afán es llegar a los más pequeños y descubrirles el barrio para que lo valoren en su integridad, por eso trabajan en una interesantísima iniciativa que pondrían en marcha de la mano de las AMPAS de diferentes colegios, organizando visitas guiadas para mostrarles a los más pequeños aquello que no conocen del barrio, fomentar concursos de fotografías entre ellos… en definitiva, generarles conciencia de barrio.

También nos hablan del proyecto ‘El barrio acoge’: “Buscando ayudar a vecinos en situaciones bastantes precarias (sobre todo, a raíz de la crisis), nos juntamos el colegio San Fulgencio, Cáritas Parroquial y la Asociación de Vecinos de Fátima con el objetivo y pusimos en marcha esta iniciativa que se desarrolla a través de voluntarios, de jóvenes y de las mujeres de la del barrio”; ofrecen talleres (para los niños, jóvenes y adultos), festivales benéficos, recogida de alimentos y de materiales de higiene, apoyo escolar… incluso la iniciativa ‘apadrina a un abuelo’ para ser apoyo de esas personas mayores que están solos.

Un barrio que quiere luchar contra su envejecimiento

Esto se une a una realidad que expone Eduardo: “el envejecimiento del barrio; nuestros vecinos y vecinas son, mayoritariamente, personas mayores ya cuyos hijos ya se han marchado del hogar… y que quedan en casas que, mayoritariamente, no están acondicionadas para ese tipo de población (por ejemplo, carecen de ascensor…)”, explica.

Sin duda, éste es un problema a combatir pero que requiere la indispensable colaboración de las instituciones. “El envejecimiento (tanto urbanísticamente como en la población) es un problema que tenemos, que existe; pedimos que a este barrio se dé un trato específico para este problema; es un barrio antiguo que hay que mirar con solidaridad y con amabilidad… tenemos que hacer que el Ayuntamiento nos vea con un poco más cariño porque hay determinadas situaciones que se deben solventar (sin dilatarse mucho en el tiempo…)” señala Eduardo, apuntando ejemplos diferentes de situaciones que, advierte junto al resto de invitados, es necesario abordar cuanto antes para evitar futuras conflictividades. “Si no ponemos soluciones a estas situaciones ahora, en un futuro lo que tendremos que solucionar son los guetos…”, añade el presidente de la Asociación, que apunta también la necesidad de contribuir a que los vecinos y vecinas mayores no sientan la inseguridad o el temor, que asegura, actualmente muchos sí les transmiten sentir.

Ahondan también en que quedan aceras sin rebajes en el barrio de Fátima, lo que supone un enorme hándicap en un barrio envejecido como éste que hoy es protagonista de ‘Ciudadanía en marcha’. El presidente asegura que ya se está trabajando en esos rebajes por parte del Ayuntamiento, pero echa en falta que antes de ejecutar, dialoguen con los propios vecinos de la zona para determinar cómo puede hacerse mejor.

Recuerdan que “quien se atreve a poner su negocio en el barrio, está haciendo barrio” asegura Eduardo, agradeciendo la labor del comercio del barrio y pidiendo, junto a sus compañeros de mesa, que se pongan en marcha más medidas que ayuden a revitalizarlo y dinamizarlo porque “es indispensable” en la vida del propio barrio.

También apuntan la necesidad de embellecer el barrio y que, por ejemplo, se eche mano de las pinturas que en su día se usaron para embellecer la ciudad con motivo del III Centenario de la Feria se sigan fomentando para hacer más bonitas determinadas fachadas del barrio; y que se renueve el obsoleto parque infantil . Se refieren también al proyecto de paseo-bulevar hasta el centro de la ciudad, “desde la calle Caba por Blasco Ibáñez” detallan. “Son medidas para evitar que el barrio se nos envejezca y que la gente joven se vaya…”, subraya José María.

Si lo desean, pueden visionar al completo esta entrega del programa ‘Ciudadanía en marcha’ protagonizada por el barrio de Fátima, a través del vídeo que acompaña a este adelanto por escrito sobre el mismo.

Vídeo: El barrio de Fátima en Albacete y sus alrededores