El rey I, rey de España, ha decidido hoy abdicar en su hijo , que será Felipe VI. En esta despedida, digo que me consta personalmente que el rey conocía bien Albacete: Por su atención constante al Ala 14, la Base Aérea de los Llanos y a la Maestranza aérea. Me consta que se ocupó de la instalación de Eurocopter en nuestra ciudad y que conocía también nuestra finca emblemática, Los Llanos, la misma donde pernoctó aquella comitiva fenicia camino desde () a (España), que compartió nuestro queso, nos trajo su aceite y para partir el pan usó nuestra navaja. “Albaçit” llamaron los fenicios al lugar: “Centro comercial del Llano”.

El Rey Juan Carlos nos conoció. En una recepción a la que asistí siendo yo alcalde de Albacete, reconociéndome, me dijo amablemente: “Alcalde, qué frío hace en tu Albacete”. Fue palabra de rey. Con la hablé de la restauración del Teatro Circo, su majestad doña aceptó la invitación de presidir su reinauguración, y lo hizo al inicio de La Feria de 2002. Como despedida doña Sofía me dijo: “Alcalde, qué amable es tu pueblo”. Este piropo de una reina a una ciudad que debe a Felipe V, primer Borbón rey de España, su independiente villazgo, fue el resumen de toda la idiosincrasia de esta ciudad del llano: su amabilidad como pueblo. Y pienso que así es: en Albacete hace mucho frío y Albacete es un pueblo muy amable. Es palabra de rey y es palabra de reina.

Artículo de opinión de - Que fue alcalde de Albacete (1999-2008)