No puedo permanecer en silencio ante la postura de algunos poniendo en entredicho o en duda, de manera injusta, la afición por la Tauromaquia del Presidente del de Castilla La Mancha, Paco Núñez.

Si bien, en el 2007, se prohibió la organización de festejos Taurinos en el municipio almanseño, como punto recogido dentro de una ordenanza municipal que sanciona cualquier tipo de maltrato animal promovida por la concejalía de , hay que decir que en ese momento el Partido Popular estaba en la oposición y quien gobernaba la ciudad era el PSOE, luego quien llevó acabo dicha ordenanza fue un alcalde y un concejal socialista, de esta manera sorprende, a propios y extraños, hasta donde llega la osadía del Sr. Page al referirse a este tema cuando es su partido el que ha sido capaz de prohibir y coartar la libertad de los que en dicho pueblo mantienen afición taurina.

Aunque hay que decir que nunca ha sido un pueblo conocido por su afición taurina y eso que son de alabar sus diversas fiestas, entre ellas las Fiestas Mayores de Moros y Cristianos.

Como anécdota, me viene a la mente, en el año 1972, un jovencísimo Dámaso Gonzalez con solo tres años de alternativa, recibió en Almansa la cogida de mayor gravedad de su carrera.

Sin irnos del tema, entre su círculo más cercano podemos dar fe de la buena afición a los toros de Paco Núñez, siendo un asiduo a los ciclos isidriles de , primera Feria del mundo, y como no, a nuestra emblemática feria albaceteña, fechas que él mantiene bien señaladas en su calendario. Sin olvidarse de las otras cuatro plazas de capitales de provincia de la Región, así como los diversos festejos que acontecen en tierras manchegas durante la temporada taurina, donde no es raro haberlo visto en los tendidos de esas bonitas plazas, las cuales nos enorgullecemos, siempre que su agenda se lo ha permitido, presumiendo de la buena salud que mantiene la Tauromaquia en Castilla La Mancha.

Prueba de su preocupación por el fomento y defensa de la fiesta taurina es la creación de la Secretaría de Asuntos Taurinos, siendo presidente del , secretaría la cual tengo el placer y el honor de ostentar y desde la cual he tenido una alta actividad siempre con su apoyo incondicional, manteniendo un contacto constante con las diversas asociaciones y colectivos de la provincia, escuchando de manera activa sus inquietudes y reivindicaciones, incluso organizando foros, como el de la foto que acompaño, en el cual llenamos la sede provincial del PP de afición con una mesa de altura liderada por los maestros y .

Por todo esto y más, a Paco Núñez no hay que darle lecciones de cómo proteger la fiesta nacional, muchos políticos de primera línea deberían defender de manera férrea la Tauromaquia como él y no como algunos, que hacen como en otros tantos temas llevar la demagogia por bandera.

En mi nombre y en la gran mayoría que nos apasiona los toros, gracias Paco.