En el pleno del ayuntamiento del 25 de julio de 2016 uno de los temas aprobados ha sido conceder a Albacete el título de capital de las Brigadas Internacionales. Después de un debate intenso que finalizó con 16 votos a favor, 12 en contra y 3 abstenciones. Los apoyos procedían de los socialistas (10 votos), de Ganemos-IU (5) y del concejal independiente (1). Votaron en contra los concejales del (12) y se abstuvieron los de Ciudadanos (3). En definitiva, la propuesta ha tenido un apoyo holgado: 16 frente a 12 y 3 abstenciones.

Los concejales defensores de la propuesta dejaron bien claro, en sus intervenciones, que se trataba de incorporar para Albacete un calificativo más para hacerla más atractiva. Albacete que ya es conocida por su tradición cuchillera y por su feria. Ahora se ha añadido en este acto, el calificativo de “capital de las Brigadas Internacionales”.

La finalidad era situar a Albacete y a las brigadas internacionales en el ámbito turístico a fin de que los españoles y extranjeros, familiares y amigos de las brigadas, tengan información completa de las acciones que se llevan a cabo en esta ciudad y nos visiten. Realidad que se ha cuidado muy poco y que estoy seguro que beneficiará a la ciudad de Albacete.

¿Quién puede estar en contra de este planteamiento? Esta medida debería estar al margen de las ideologías, pues se trata de beneficiar a nuestra ciudad y a la provincia. El comportamiento de los grupos políticos que han votado en contra o se han abstenido han defendido su postura con estos argumentos

El representante del , argumentó que el voto negativo se debía a que esta propuesta dividía a la sociedad albacetense. Un excelente argumento para camuflar, según mi visión, otra posible realidad. Había pesado más atender el peso que sigue teniendo la derecha franquista en el partido y por ello han optado por el no, sin tener en cuenta el perjuicio que genera a la economía albacetense al negarle un atractivo más en el sector turismo. Hoy en día observamos la existencia de un sector del turismo que recorre rutas históricas y culturales y una de ellas puede ser Albacete y las Brigadas Internacionales. Para ello se ha de hacer un gran trabajo para hacerla atractiva. Con el voto negativo, el PP ha contentado a esa derecha franquista, perjudicando una pequeña parte de la economía albacetense procedente del turismo.

La portavoz de Ciudadanos, se ha abstenido, argumentando razones administrativas de escasa consistencia. Mala estrategia si desea ganarle espacio al PP, según mi apreciación. ¿Abstenerse, significa que no cree en el proyecto? El tiempo valorará dicha decisión.

El resto de las fuerzas políticas lo han apoyado con un sentido progresista en beneficio de la ciudad, logrando una cómoda mayoría, 16 rente a 12. Este es un proyecto de futuro para Albacete con nuevas ofertas turísticas y culturales. Es el inicio de un proyecto mucho más ambicioso que un grupo de albacetenses se proponen realizar en los próximos años, con la finalidad que Albacete sea una referencia obligada en el ámbito de la investigación, museístico, cultural y por sus rutas turísticas en la capital y la “manchuela”, en donde permanecieron los brigadistas durante la Guerra Civil. Creo que merece la pena soñar por un Albacete mejor.

Gallego, historiador