Estamos tan sólo a una semana del comienzo de nuestra querida Feria de Albacete, en honor a Ntra. Sra. la Virgen de Los Llanos. Si algo distingue a nuestra ciudad es su tolerancia, ejemplo de ciudad moderna, abierta y acogedora, orgullosa de su tradición y optimista sobre su futuro; siendo su feria fiel ejemplo del carácter de nuestra ciudad y nuestra provincia. Por algo describió Azorín a nuestra ciudad como el “ de La Mancha”.

Durante estas fechas, nuestros hoteles y hostales alcanzan sus máximas ocupaciones, y en nuestras casas acogemos a familiares y amigos, a los que acompañamos y ayudamos a descubrir nuestra fiesta más entrañable. Podemos presumir de una feria segura, con un despliegue policial y sanitario que nos da tranquilidad para disfrutar durante estos días sin preocupaciones.

Nuestra Feria de Albacete es Feria de Ferias; consolidada y una referencia a nivel nacional, con una importante feria taurina, señalada en el calendario de los aficionados a los toros. Es justo felicitar al Ayuntamiento y a su equipo de gobierno, por lograr especialmente en los últimos años, una feria cada vez más segura, más limpia, más diversa, y más completa en su oferta de ocio, donde todos los públicos pueden disfrutar de feria a cualquier hora del día. En 2018, además, podremos disfrutar de un recinto ferial remodelado y mejorado.

Este éxito de organización y coordinación, se ha traducido en un crecimiento año a año de visitantes, con más de 2,5 millones de visitantes consolidados. Su experiencia satisfactoria les convierte en unos espléndidos embajadores de nuestra tierra y nuestras tradiciones. Este aspecto, la conservación y promoción de nuestras tradiciones, es otro éxito cultural de nuestra feria. A los que pasamos mucho tiempo alejados de nuestra tierra, se nos eriza el pelo cuando escuchamos manchegas, y presumimos orgullosos cuando vemos una “bien bailá”. La ofrenda a nuestra patrona, donde participamos más de 25.000 personas, es un momento muy emocionante para los albaceteños, donde demostramos nuestro respeto y devoción a la Virgen de Los Llanos.

Que podamos disfrutar de una feria limpia, se debe a un esfuerzo de planificación que se realiza desde el Ayuntamiento de Albacete, y a la labor paciente y callada de los trabajadores de los servicios de limpieza. Que en 2017 se batiera el recórd de recogida de residuos, demuestra el crecimiento de consumo y actividad con respecto a otros años, con un incremento en volumen de ventas del 7%.

Las perspectivas para este 2018, no pueden ser más positivas, la sociedad albaceteña se ha recuperado económicamente de manera progresiva en los últimos años, y los datos de incremento de la financiación al consumo así lo demuestran.

Albacete ya huele a feria, se respira en las calles y ya es tema recurrente en cualquier conversación para planificar reuniones y comidas. Sólo queda esperar a la cabalgata de inicio de feria, y la apertura de la Puerta de Hierros, emocionante momento sin duda, muy especial para nuestro alcalde .

Desde estas líneas tan sólo me queda desearles una feliz feria, en la que todos disfrutemos y seamos ejemplo de acogida, respeto y civismo: ¡Feliz Feria a todos!