Campos llanos e inmensos soles, cielos de atardecer de arreboles, manto de cereales en las estepas verdes viñedos de pie con sus cepas.

Días claros, azules y despejados caminos rectos, largos y blanqueados, noches de estrellas brillantes y luna, capas de sombras vivas con giralunas.

Pico de La Almenara, blanca, gris y recortada, Júcar, “devastador”, que ahora avanza con apuros lleva agua esmeralda y tiene bosque-galería de hadas donde vuelan, crían y duermen los azulones seguros.

Paisajes de la llanura ocre casi infinita donde la vista con el horizonte limita, silueta al fondo de la casas manchegas donde anidan los primillas.

Encinas y pinos salpicados entre trigales son mudos testigos de bosques ancestrales, agricultoras y pastores, trabajando sin quejas, con ahínco y entrega entre cebadas y ovejas.

Bicha de Balazote, dorada de tiempos de antes, veredas largas y estrechas de , andanzas de su fiel escudero , molinos de viento por doquier , hijos de Gigantes.

Depósito de agua, que se divisa entre rastrojos, redondo y enhiesto saluda al visitante desde lejos, Noria de siempre, colosal y luminosa en los festejos Feria de Albacete, grande, ¡manchegos con arrojo!

Poesía de - Vocal del en Albacete