“Anduve, anduve por largos caminos. Encontré afortunados gitanos. Ay, gitanos”…Así empieza el himno del pueblo gitano, conocido como “Gelem Gelem”(Anduve, anduve), que el pasado 9 de marzo de 2017 era reconocido, junto a la bandera azul y verde con una rueda roja de 16 radios, como símbolos oficiales de este colectivo por el , mediante una Proposición no de Ley aprobada por unanimidad.

Conmemoramos el 8 de abril como el Día Internacional del Pueblo Gitano, en recuerdo del romaní/gitano celebrado en el 8 de abril de 1971 en el que se instituyeron oficialmente esos símbolos. Desde hace unos años esta fecha está adquiriendo gran notoriedad y sirve de ocasión para distintas celebraciones y comunicaciones por parte de múltiples instituciones nacionales e internacionales.

En Castilla-La Mancha se calcula que viven unas 30.000 personas gitanas. Desde los poderes públicos debemos contribuir al reconocimiento institucional de su historia y cultura propias, asentada en España desde hace más de cinco siglos, que aún hoy en día sigue siendo, una de las minorías que lucha por mejorar su integración social.

El Día Internacional del Pueblo Gitano debe ser un día de celebración para todos los gitanos y gitanas de Castilla-La Mancha, al que debemos sumarnos las instituciones y el conjunto de la sociedad. Un día para recordar y poner en valor la historia de este pueblo y su largo peregrinar, pero, sobre todo, un día para conocer al pueblo gitano.

Esta jornada debe servir para reconocer a los miembros de la comunidad gitana como parte importante de nuestra ciudadanía. Y una ocasión para mostrar la realidad plural del pueblo gitano y poner en evidencia sus aportaciones a la construcción de una sociedad castellano-manchega moderna, que tiene precisamente en la diversidad su principal valor.

A pesar de los esfuerzos llevados a cabo desde distintos ámbitos, la comunidad gitana sigue sufriendo niveles de pobreza y de exclusión social que ponen de relieve la brecha de desigualdad que les impide, en ocasiones, el pleno ejercicio de sus derechos.

Desde el hemos dado un impulso para corregir esa situación, incrementando de 9 a 23 los proyectos de inclusión social que se llevan a cabo en colaboración con ayuntamientos y entidades sociales sin ánimo de lucro, para conseguir más integración de la población gitana, de sus hombres y mujeres, defender sus derechos, darles visibilidad, fomentar la dignidad y sobre todo la participación del pueblo gitano en todos los ámbitos sociales.

Por otra parte, hay un frente en el que todos los ciudadanos de la región debemos estar comprometidos, que pasa por mejorar la percepción social de la comunidad gitana a través del descubrimiento y del respeto de sus costumbres y de su valores, para poder así acabar con los prejuicios y estereotipos que les persiguen, basados muchas veces en el desconocimiento.

Precisamente el 8 de abril es una ocasión perfecta para celebrar, junto a nuestros conciudadanos, el Día del Pueblo Gitano, el día de las personas gitanas, porque su gentilicio “romà”, significa precisamente eso, “persona”.

Navarro

Consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha