Nos encontramos inmersos en plena campaña electoral y a las puertas de unas elecciones generales que se antojan decisivas, especialmente para nuestro colectivo. Una vez más, los trabajadores autónomos estamos siendo uno de los principales focos de atención para la mayoría de los partidos políticos, unas formaciones que, por medio de promesas electorales, intentan captar el voto de los autónomos, uno de los sectores más importantes dentro del tejido económico y empresarial.
Por este motivo, y porque la experiencia nos dice que la mayor parte de las promesas electorales finalmente se quedan en papel mojado, desde OPA pedimos al próximo presidente del Gobierno de España que cuando llegue a La Moncloa no se olvide de nosotros, de los autónomos, puesto que somos el colectivo mas vulnerable.

Las promesas del partido político que finalmente forme gobierno deben cumplirse en su totalidad y sin medias tintas ni letra pequeña, como lamentablemente suele suceder.

De los 630.234 trabajadores que actualmente se encuentran afiliados a la Seguridad Social en Castilla-La Mancha, un total de 148.926 son autónomos, cifra que representa el 23,6% en términos porcentuales es decir: prácticamente uno de cada cuatro trabajadores en nuestra región es autónomo.

Este hecho no viene sino a constatar el importante peso específico que nuestro colectivo tiene dentro del entramado económico y empresarial castellano-manchego y, por ende, del nacional. Pero, a pesar de esta importancia, no corren buenos tiempos para la lírica. Y para los trabajadores autónomos tampoco. Y es que se están cerrando muchos negocios regentados por autónomos sin que ni siquiera estos negocios hayan podido llegar al año de vida. Por este motivo desde OPA pedimos a los partidos políticos que pongan en marcha las medidas necesarias para cortar de raíz esta hemorragia, que en el peor de los casos se ha llevado por delante al 50% de las empresas.

Pero la importancia de los trabajadores por cuenta propia no sólo reside ahí, ya que muchos negocios llevados por autónomos han logrado dar el salto hasta convertirse en una empresa, siendo por ello en una importante cantera de futuras empresas con la consiguiente riqueza que ello tiene desde el punto de vista económico y a la hora de crear puestos de trabajo estables y de calidad.

La formación y el asesoramiento también son un aspecto fundamental para los autónomos y emprendedores. Y es que en la era de la comunicación y de las nuevas tecnologías, sumergidos en un mundo cada vez más globalizado, y en el que muchos negocios tienen que expandir sus productos en el mercado exterior, los nuevos emprendedores necesitan información y formación para que sus negocios sean rentables y puedan perdurar en el tiempo. Por este motivo los emprendedores necesitan del asesoramiento y de la tutela de personas y técnicos experimentados en la materia.

Otro aspecto fundamental para nuestro colectivo pasa porque los autónomos tengan acceso a la financiación de una manera real y de forma rápida y poco costosa. Esta es una de las reivindicaciones que desde OPA hemos planteado a los partidos políticos junto a la de que los créditos ICO queden desvinculados de las entidades bancarias.

Asimismo, y como figura novedosa, desde OPA hemos propuesto la creación de la figura del autónomo de responsabilidad limitada, de modo que al autónomo le sea posible responder a las posibles deudas únicamente con los bienes profesionales y no con todo su patrimonio, como ocurre ahora. Los autónomos también necesitamos un mercado laboral, político y financiero estable puesto que la subida del IVA supuso el cierre de un importante número de empresas de corta edad y de muchas otras que llevaban más tiempo en funcionamiento.

Otra de las propuestas planteadas desde OPA ha sido la de que los trabajadores autónomos puedan converger en las mismas condiciones que los asalariados en materia de pensiones, para evitar que haya trabajadores de primera y de segunda.

Por todos estos motivos, y ante la situación de asfixia que atraviesan los autónomos, desde OPA pedimos al nuevo presidente que salga electo en las urnas que escuche nuestras reivindicaciones don el fin de que las estudie y analice si pueden llevarse a cabo.

También es importante que, de forma urgente, se convoque el Consejo del Trabajo Autónomo, un órgano ya creado pero que aún no se encuentra operativo. Este consejo permitirá a los autónomos recibir un tratamiento específico acorde con sus necesidades.

No menos importante es que los autónomos podamos asistir a las mesas de dialogo social con el fin de que nuestra voz, que es experta, útil y necesaria, sea escuchada y tenida en cuenta, algo que ya ha comenzado a suceder en Castilla-La Mancha.

Por todo ello, y de cara a las elecciones generales del próximo domingo, no queda más que desearle buena suerte a los partidos políticos y a sus líderes así como reiterarles que no se olviden de los autónomos para que nos tengan en cuenta, pues somos un colectivo que diariamente trabajamos sin descanso por el bien de nuestra nación.

Manuel Martínez Navarro, presidente de la Organización de Profesionales y Autónomos de Castilla-La Mancha (OPA Castilla-La Mancha)