Buenos días,

El próximo 26 de Junio es una fecha que tenemos señalada todas y todos los españoles en el calendario porque es la fecha en que devolveremos la dignidad al pueblo, todos juntos, con nuestro voto. Y ese día, por supuesto, va a ser una jornada histórica en Ciudad Real.

Todavía resuenan en mi cabeza los gritos de aliento y de ilusión del pasado Día de la Región y vuestra, y desde ese día también mía, Plaza de la Constitución llena de gentes diversas, de trabajadores y trabajadoras, de personas indignadas y de bloques sólidos del progresismo que, en esta ocasión, no tienen duda donde serán claves para alcanzar la alternativa real en el gobierno y olvidarse de la alternancia política.

Pero también será un momento en el que podamos empezar a ver el futuro con otra óptica, con los ojos de la gente y no con los de los aliados del IBEX´35. Veremos, por tanto, como vuestra provincia no solo es noticia por presuntos casos de corrupción y, por fin, un grupo de gente corta de raíz las prácticas inadecuadas en el mundo de la política. O contaremos con gente en el Congreso, de una vez por todas, que defiende la industria y el futuro de nuestras ciudades, así como el medio ambiente. Pero no solo eso, sino que la gente normal devolverá la dignidad a nuestros mayores y acabará con prácticas abusivas como el mal llamado co-pago farmacéutico o se pondrá manos a la obra para evitar que nuestros jóvenes, una vez formadas y formados, partan hacia el extranjero.

Sin duda, esta tierra dispone de un futuro medioambiental y relacionado con las renovables tremendo y no puede estar preocupada por las extracciones de “Tierras Raras” que tanto preocupaban a la gente de la comarca de el día 31 y que con tanto ahínco me hicieron llegar. Más bien sabemos que el futuro debe ser verde o no lo será para nadie.

Tenéis la suerte, y con esto me despido, de contar con gente absolutamente convencida de que su esfuerzo es válido para cambiar el país y tu provincia. Contáis con Juana que, en apenas unas horas, me hizo llegar una cantidad de energía inmensa, de positividad y de alegría suficientes para volver hacia pensando: esta vez, unidas y unidos, podemos.

Salud y República

Espinosa