El motivo de este cambio tiene mucho que ver con la generosidad personal de quien lo deja, que adelanta su salida al frente del sindicato de enseñanza de CCOO, a su próxima jubilación. Y se marcha en este momento para así dejar la planificación del nuevo curso escolar en manos de quien deberá gobernarlo, para dejar tiempo al equipo a preparar la tarea que tienen por delante que no es poca.

Quiero agradecer a Alfonso la dedicación, la lealtad, la entrega y la generosidad demostrada tanto en el momento de facilitar este relevo como en los nueve años en los que hadesarrollado su responsabilidad, especialmente en su última etapA donde todo lo que tiene que ver con lo público ha sufrido de manera especialmente dura en nuestra región.

Porque Alfonso no sólo ha sido secretario general de la federación de Enseñanza. En su generosidad, también ha desempeñado las labores de coordinación de toda el área pública de CCOO en unos momentos en los que todo lo público sufría los mayores ataques de nuestra reciente historia. Ataques producidos por gobiernos ultraconservadores que han atentado contra las bases del estado del bienestar, haciendo que la crisis económica se cebara de manera más sangrante y cruel con las personas más desfavorecidas y más vulnerables. Aquellas para las que lo público constituye un elemento de solidaridad e igualdad.

Alfonso ha estado ahí, al frente de la marea verde, defendiendo una escuela pública de todos y para todos; en las movilizaciones contra la LOMCE de Wert; luchando contra los recortes del gobierno de Cospedal. Pero también lo ha estado al frente de la marea blanca de la Sanidad o reivindicando la readmisión de los interinos despedidos por la Junta.

Si algo distingue a la gente de CCOO es precisamente eso: su visión global, su carácter sociopolítico que nos hace preocuparnos por los profesionales de la enseñanza o de la sanidad, pero también de las personas que se benefician de su trabajo.

Esa es la fuerza de CCOO, y por ende la grandeza de personas que como Alfonso dedican sus mejores años a trabajar por una sociedad más justa, más solidaria y con más derechos, sobre todo para las personas que peor lo pasan. Por eso quiero con estas líneas agradecerte, Alfonso, compañero, todo tu trabajo, lealtad y entrega. Gracias, Alfonso.

El Consejo Regional de Enseñanza ha elegido por unanimidad como sucesora a Mercedes Gómez, y lo ha hecho con el tiempo suficiente para que ella y su equipo puedan preparar con tiempo el próximo curso.

Mercedes representa un magnífico relevo generacional y de género que demuestra, una vez más, el buen funcionamiento de la cantera de sindicalistas de CC.OO. Como no podría ser de otra manera, con el apoyo de toda la organización, la deseamos a ella y a su ejecutiva muchos y productivos éxitos sindicales, serán los nuestros, los del Sindicato y los de las trabajadoras y trabajadores de la Enseñanza en Castilla la Mancha.

Como Secretario General de ésta Unión Regional, le deseo grandes éxitos personales al compañero Alfonso Gil y fuerza y visión para sus nuevas responsabilidades a Mercedes Gómez, ambos tienen en mí un compañero y un amigo.