CCOO de Castilla-La Mancha se constituyó en enero de 1977, cuando España aún no tenía una Constitución democrática, promulgada en 1978, y tampoco existía Castilla-La Mancha, cuyo Estatuto de Autonomía fue aprobado por las Cortes Generales en agosto de 1982.

Tenemos motivos para sentirnos actores esenciales de la conquista de las libertades en nuestro país y coprotagonistas de la construcción de Castilla-La Mancha.

Nuestra contribución a la historia de nuestra región tiene sus raíces en la acción sindical, en la presencia constante y la pelea cotidiana por la democracia en el seno de las empresas; y, también, en la capacidad de articular las reivindicaciones sociopolíticas de los trabajadores y de abrirlas paso mediante la movilización y la propuesta, que son cauces previstos en nuestras Constitución. Cauces democráticos que los gobiernos del PP se empeñan en despreciar y anegar, pero que son imprescindibles para canalizar la confrontación de intereses y posibilitar consensos que han sido, y deben seguir siendo, esenciales para el avance económico y social de Castilla-La Mancha.

La acción sindical, la movilización cívica, la capacidad de propuesta, la voluntad de negociar y la disposición a acordar son las herramientas usuales de los trabajadores y de sus sindicatos. Este año, además, contamos con las urnas para poder elegir, entre las diversas opciones políticas que concurren a las elecciones, aquellas que mejor representen nuestras aspiraciones de libertad y democracia, justicia y progreso social.

CCOO CLM no está en campaña electoral, pero sus reivindicaciones sí. Por ello, hemos editado una publicación con el resumen de nuestras propuestas ante las elecciones autonómicas del 24 de mayo de 2015; un documento que aspira a reflejar las reivindicaciones de la clase trabajadora ante la nueva etapa política, y que estamos presentando a los partidos políticos para que las conozcan, las debatan y se pronuncien sobre ellas en la campaña electoral; para que se definan al respecto y, en el grado y medida que cada uno de ellos considere acorde con sus propios objetivos, se comprometan a impulsarlas en la próxima legislatura.

Las propuestas de CCOO CLM parten de la constatación, a partir de todas las fuentes estadísticas oficiales, del fracaso de las políticas neoliberales de ajuste. El efecto combinado de las “reformas estructurales” de Rajoy y los planes de ajuste de Cospedal han causado estragos en CLM: ha caído el PIB, se ha perdido una parte sustancial del tejido empresarial y se han destruido decenas de miles de puestos de trabajo; se han contraído los ingresos fiscales y se ha disparado la deuda pública; se han desarbolado, debilitado o suprimido los servicios públicos y los mecanismos garantes de la cohesión social; hemos sufrido graves retrocesos sociales y se han exacerbado los desequilibrios económicos.

El próximo 24 de mayo, la ciudadanía tiene la oportunidad de rectificar el rumbo. Nosotros creemos que es imprescindible hacerlo. Creemos que son posibles y necesarias otras políticas para salir antes de la crisis y de forma más justa; y creemos que es posible y necesaria también otra forma de gobernar, practicando el diálogo, aceptando la discrepancia, fomentando la participación.

El sindicato plantea dos aspiraciones centrales: la reactivación económica y la generación de empleo de calidad; y la superación de las situaciones de emergencia social y la reconstrucción de los servicios públicos esenciales, garantes del Estado Social.

Para poder atender a ambos objetivos, CCOO CLM incluye en este documento sus propuestas en materia fiscal, para avanzar en equidad en el reparto de las cargas tributarias y para garantizar la suficiencia de los ingresos.

Finalmente, el sindicato reclama a cualquier futuro Gobierno que ejerza en democracia, desde la consideración y el respeto al resto de los actores políticos y sociales; que restablezca y practique el diálogo social y la interlocución constante con la sociedad y las organizaciones en las que se articula.