En los últimos tiempos, se han fijado en la Provincia de Albacete como tierra en la que emprender negocios importantes. Debe ser fruto de la apuesta por la innovación y resultado de los planes integrados de desarrollo municipales que hay en los distintos municipios de la Provincia. Estoy hablando de la apuesta por la implantación de granjas de cerdos en distintos lugares de la Provincia.

Como puede entender quien haya iniciado la lectura de este artículo, hay una gran ironía en su comienzo que a pesar de la primera sonrisa que se nos pueda escapar, esconde una verdadera situación alarmante para nuestra Provincia, sobre la que tenemos que reflexionar y tomar medidas inmediatas.

Desde mayo del 2015, el desempleo en la región ha disminuido de forma sensible, pero mucho más en las Provincias de , con una disminución del 10,25%, Cuenca, con una bajada del 10,22%, Ciudad Real, con una bajada del desempleo del 9,99%, o Guadalajara, con una disminución del desempleo del 6,13%, que en la Provincia de Albacete, que lo ha hecho solamente en un 3,85%, según los datos de la EPA del tercer trimestre, publicados a finales del pasado mes de octubre.

Solamente este dato, nos dice que se necesitan planes a corto, medio y largo plazo, para recuperar el nivel de desarrollo que en otras épocas liderábamos.

El balance de inversiones importantes que se están realizando en la región o que vienen de fuera para instalarse en Castilla la Macha, tampoco es positivo para nuestra Provincia. Hemos visto que se han realizado gestiones para atraer inversiones industriales a las Provincias de Guadalajara, como la fábrica de latas, a Toledo, como la fábrica de neumáticos o la instalación de un centro logístico de ÁMAZON, o la instalación de un Parque Temático para la ciudad de Toledo, o el potente proyecto relacionado con la energía para o incluso una inversiones relacionadas con el desarrollo del software para la ciudad de Cuenca, y sin embargo, para nuestra Provincia no se ha gestionado ninguna nueva inversión significativa.

Por poner un ejemplo claro de inoperancia, somos la única con el Parque Arqueológico provincial, como es el del Tomo se Minateda, cerrado a cal y canto desde hace seis años. Por cierto, al lado de este Parque Arqueológico, que debería atraer a muchos miles de visitantes todos los años, como ocurre con el resto de Parque Arqueológicos del resto de las Provincias, han instalado una de aquellas granjas de cerdos de las que hablaba en el inicio del artículo, que conllevará unas condiciones de salubridad en la zona, que lo harán poco atractivo.

Además, cuando se habla de la instalación de estas granjas, no se dice nada de que se vayan a instalar a su lado, las fábricas de transformación y elaboración de distintos productos derivados de la carne de cerdo, que al menos, darían la oportunidad de crear más empleos y de más calidad. Estas empresas de transformación están en y en otras Provincias. A nosotros nos ofrecen pocos empleos de poca calidad y los puerines. Algunas propuestas:

Afortunadamente, esta semana se ha hecho público que en la planta de , se realizará el mantenimiento de todos los helicópteros de los tres ejércitos, a parte de la posibilidad de instalar en Albacete, un centro logístico para la distribución de todos los materiales relacionados con este grupo empresarial. Ojalá cuaje, sin menoscabo de ningún empleo cualificado ya existente. En torno a esta industria aeronáutica, hay un potencial a seguir desarrollando, con empresas que también están en el mismo Parque Empresarial, como ITP que tiene más de 50 trabajadores, la mayoría indefinidos y con una media de edad de 30 años.

Hay que recuperar el liderazgo del Parte Científico y Tecnológico, para la implantación de empresas relacionadas con la innovación y el desarrollo y no como ocurre desde hace años, que funciona más como vivero de empresas a bajo precio de alquiler.

En la ciudad de Albacete y en el resto de localidades de la Provincia con más de 15.000 habitantes, como La Roda, , o , hay que desarrollar Planes Integrados de Desarrollo que establezca con claridad a corto, medio y largo plazo, las estrategias de desarrollo sostenible, en el que se pase de modelos en los que se importan productos y se produce basura, a uno en el que se deberían producir todo lo que se consume, energía, alimentos, tecnologías…para conseguir ciudades más civilizadas.

Partiendo del Plan Regional de Turismo, realizar un Plan Integrado de desarrollo del sector del turismo a nivel Provincial, en el que por poner el foco en alguna ineficiencia, a fecha de hoy no hay ni un sistema de señalización análogo para todas las Comarcas.

Seguir con el proceso de diversificación de la Formación para el Empleo, para que llegue a más localidades de la Provincia y en especialidades formativas con mayor nivel de empleabilidad, como por ejemplo, claramente ocurre en la actualidad con el sector del metal (soldadura).

Apostar por la Economía Social, que ha demostrado que resiste mejor la crisis, con empleo de más calidad y justo.

En fin, necesitamos de una alianza de los agentes sociales, de las distintas opciones políticas y de la sociedad en general, para volver a posicionar a nuestra Provincia en el lugar que en décadas pasadas ocupó, manteniendo la población y mejorando la condición de vida de la ciudadanía, apostando por la consecución de la igualdad como columna vertebral de todo el sistema de desarrollo en nuestra Provincia.