Tal día como hoy, 5 de junio, desde 1973, celebramos a iniciativa de la , el Día Mundial del , con la intención de sensibilizar e impulsar acciones a favor del mismo.

Quiero aprovechar la relevancia de este día mundial para resaltar que el hace compatible el progreso económico y social de nuestra tierra con el respeto al Medio Ambiente y a los recursos naturales, patrimonio y riqueza innegable de la región.

Castilla-La Mancha cuenta con más de tres millones y medio de millones de hectáreas de terreno forestal; alberga en la ‘Red Natura 2000’ a 72 zonas con calificación de Lugar de Interés Comunitario; tiene 38 Zonas de Especial Protección de Aves y cuenta con dos parques nacionales, siete parques naturales, 22 reservas naturales, seis reservas fluviales, 24 monumentos naturales, 48 microrreservas y un paisaje protegido, además de otros doce espacios que se encuentran en período de tramitación.

Tenemos la gran suerte de contar con todos estos espacios y, precisamente por ello, una de nuestras prioridades como Gobierno es la de mantener y conservar el privilegiado patrimonio natural de Castilla-La Mancha.

Esta convicción es fruto de haber asimilado que “cuando la naturaleza es maltratada, no perdona”; por lo que estamos sensibilizados con el cuidado y la protección al Medio Ambiente, trabajando intensamente e impulsando acciones para corregir la situación de abandono en la que se encontraban hace apenas unos años tanto los espacios protegidos por la ‘Red Natura 2000’ como los espacios naturales con los que cuenta Castilla-La Mancha.

Una prueba de ello es que nuestros espacios protegidos, a excepción de uno, se encontraban sin planes de gestión; en cambio, hoy estamos elaborando los planes de los 109 espacios restantes; lo que permitirá protegerlos y regular sus distintos usos y aplicaciones además de declararlos como Zonas Especiales de Conservación.

Este Día Mundial del Medio Ambiente coincide, además, con el inicio de la época de alto riesgo de incendios en Castilla-La Mancha. Como estamos orgullosos de la fabulosa belleza y de la extraordinaria importancia de los recursos naturales de nuestra región, para salvaguardarlos contamos con 2.600 personas altamente cualificadas; tratamos de optimizar los medios técnicos y los recursos operativos disponibles por lo que, con respecto al año anterior, hemos incrementado el presupuesto destinado al plan de lucha contra incendios forestales en un 10%.

Pero estamos convencidos de que, además de extremar las precauciones para reducir al mínimo el riesgo de incendios, la sensibilización y la colaboración ciudadanas son fundamentales.

Este año, el eslogan de las Naciones Unidas para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente es “Alza tu voz, no el nivel del mar”. La superficie forestal y los espacios naturales de Castilla-La Mancha hacen una contribución esencial a la conservación de la biodiversidad global y a la mitigación de los posibles efectos del cambio climático.

Es una contribución que va mucho más allá del espacio que ocupan y del tiempo que vivimos. De la conservación de la naturaleza que hagamos hoy, de la responsabilidad colectiva y del respeto que sintamos por el Medio Ambiente dependerá que nuestros hijos y las generaciones venideras puedan tener un futuro sostenible; porque la naturaleza siempre nos devuelve mucho más de lo que se le da. Vuelvo a insistir en que, para este Gobierno que tengo el honor de presidir, la conservación del Medio Ambiente es una tarea primordial.

Artículo de opinión de , presidenta de Castilla-La Mancha