Por mucho que los socialistas de Castilla-La Mancha intenten machaconamente repetir el “mantra” de que Cospedal duplicó la Deuda Pública de nuestra Comunidad Autónoma, la realidad única y verdadera es que el color de esa Deuda Pública es solo ROJA. Y me explico:

Repasando los datos y cifras objetivas, tanto las aportadas por el como por el propio , cualquier persona puede constatar que la deuda total encontrada cuando el se hizo cargo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha fue de 12.800 millones de euros.

Los socialistas manipulan las cifras y dicen que la deuda se duplicó: pasó de 6.886 a 12.858 millones de euros. Lo que no explican los socialistas de Castilla-La Mancha es que ellos hablan en stricto sensu de la deuda bancaria porque sí es cierto que ese tipo se incrementó, al pasar la deuda comercial (la deuda con los proveedores) a financiarse con créditos bancarios.

Y no lo quieren explicar porque saben que el “color” de esa deuda es Rojo, es suyo. La Deuda, como define la , es la obligación que una persona u organismo tiene de pagar, reintegrar o satisfacer algo (generalmente dinero) a otra. En este caso, la deuda es solo una: es el dinero total que debe la administración autonómica. Y lo puede deber a los bancos, al Estado, a otras instituciones, a empresas, a autónomos, a personas… pero todas ellas son deudas.

La verdad de las cifras es la siguiente: Los anteriores gobiernos socialistas, tras casi 30 años al frente de la región, dejaron una deuda de 12.800 millones de euros. Según un Informe de la Sindicatura de Cuentas la situación de las cuentas regionales, a fecha 30 de junio de 2011 era la siguiente:

A los bancos se debía un total de 5.560 millones de euros, que, sumados a los 1.875 millones que debían las empresas públicas y organismos dependientes de la Junta suponía que, a mitad de 2011, la deuda financiera alcanzase los 7.435 millones de euros.

Pero es que, además de esta deuda con los bancos, que no podía superarse por la prohibición del a Castilla-La Mancha de solicitar más créditos, había 600.000 facturas sin pagar a más de 10.000 proveedores y subvenciones sin suficiente consignación presupuestaria (se concedieron 381 millones de euros en subvenciones sin dotación presupuestaria y sin reserva de crédito) por una cantidad total de 2.813 millones. Esto suponía que la deuda financiera y comercial, a mitad de la ejecución del presupuesto socialista aprobada para 2011, alcanzaba la suma de 10.248 millones de euros.

Pero lo grave es que, por si esto no fuera poco, la Sindicatura de Cuentas detectó unas necesidades extraordinarias de gasto para ese año de 2011 de 2.251 M € que el PSOE no había contemplado en los presupuestos, lo que supone que la deuda total estimada por el Síndico a 30 de junio de 2011 para todo 2011 llegó hasta los 12.499 millones de euros.

Añádanle ustedes el “loro” de otros 212 millones que hubo que devolver por un impuesto ilegal (el IDAIMA) que había instaurado el del PSOE y los 81 millones de euros de deuda que se detectó unos meses más tarde (porque los socialistas no habían pagado el IVA de la Carreteras) y llegamos a la cifra de 12.792 millones de deuda real.

Esta es la deuda real: deuda a Bancos, a Hacienda, a proveedores, a empresas, a autónomos, etc… Esta era la deuda pública real. La deuda de los gobiernos de en los que tuvo un gran protagonismo el propio Page).

Y lo que hizo el Gobierno del PP fue algo de justicia. Pidió ayuda al Gobierno nacional, ya en manos de Rajoy, para poder cambiar la deuda que había con los pequeños empresarios y autónomos de la región a través del Plan de Pago a Proveedores y el Fondo de Liquidez Autonómico y transformar esa deuda en deuda financiera. Gracias a ellos se pudieron salvar miles de puestos de trabajo y que no colapsará Castilla-La Mancha.

Por tanto, repetir machaconamente que los “recortes de Cospedal arruinaron a Castilla la Mancha”, además de ser mentira, denota un cinismo sin parangón de los socialistas de nuestra Región. El PP heredó una región en “bancarrota”, un país al borde del rescate financiero y tuvo que aprobar un Plan de Ajuste que hiciera viable a la Región para poder acudir al recurso de la Deuda para pagar las deudas que dejaron Bono, Page y Barreda y su nefasta gestión. Y ese es el único color que tiene la ingente Deuda de Castilla-La Mancha …. ROJA.

Como ROJA sigue siendo la Deuda que acumula Page durante los dos últimos años y que conforme al Boletín Estadístico del Banco de España del tercer trimestre de 2017, ya va por 14.313 millones de euros, el 36,1% del PIB Regional y algo más de 7.010 euros por cada habitante de nuestra región.

de las

(Senador por Guadalajara y Portavoz del GPP en la Comisión de Presupuestos del Senado)