Queridos amigos y seguidores de un noveno arte que avanza constantemente pese a los cambios y a las modas de última hora, este episodio dedicado al siglo y pico de viñetas iba a titularse “Tebeos en tiempo de Feria” pero lo he pensado mejor y he decidido bautizarlo como “El Día de los Tebeos” agradecido al Ayuntamiento y a los que han hecho posible que este acto ferial continúe su trayectoria y , sobre todo, al público que asistió complacido a la puerta de la Filmoteca a revisar material de ayer, hoy y de siempre sin olvidar a los medios de comunicación ( prensa, tele y radio ) que se portaron conmigo maravillosamente.

Vamos con la entrañable y deliciosa jornada del pasado domingo, nueve del corriente. A las diez y media de la mañana eficientes empleados del consistorio ya habían dejado mesas y sillas para depositar mis tebeos y acomodar a la gente, algo que preparé rápidamente embelesado con las series que hicieron felices a varias generaciones incluido a un servidor. Pronto aparecieron papás con sus niños, abuelitos con sus nietos y personas de todas las edades que recordaban las peripecias de los héroes del cuaderno de aventuras, del humor y de las románticas y edulcoradas odiseas de hadas.

Y con ellos amigos de toda la vida del corte de Paco Sáez Cifuentes, , Santiago González y Paquita, , Argudo, , etc…Y naturalmente evocamos a los “grandes”, es decir a y a sus legendarios “Guerrero del Antifaz”, “Purk, el Hombre de Piedra”, “El Pequeño Luchador” y “El Espadachín Enmascarado”. Presentes en la gala se encontraban “ y ” del fantástico y “El Capitán ”, el caballero de capa y espada de y y demás colaboradores ( , Martínez Osete, Fuentes Mann… ).

Y cerca de ellos los semanarios “Pulgarcito” con las primeras epopeyas de “Mortadelo y Filemón”, el viejo y remozado “TBO” mostrando a “La Familia Ulises” y a “ y Babalí”, “Jaimito” con “Rosquilleta”, “Bolita”, “Tejeringo “ y “Don Camorra” y el inolvidable “Cachorro” que batió récords de audiencia en la década de los cincuenta del siglo XX peleando con “Baco”, “El Olonés”, Morgan y “Quasimodo” . “Pantera Negra” y “El As de Espadas” a una pizca de “El Capitán España”, “Carlos de Alcántara”, “Piel de Lobo” y “El Aguilucho”… y opiniones y comentarios de veladas míticas con carritos de helado en verano y castañas asadas y pipas tostadas y saladas en invierno, por cierto que Miguel, el ayudante de Pedro Villaescusa y Margarita Fenor disfrutaba con “Parviz Kan el Terrible”, uno de los títulos de imborrable y citado “Guerrero del Antifaz” o Adolfo de Moncada, nombre auténtico del hijo del desdichado conde de Roca (Teresa Quesada, la esposa de Gago, nació en el recinto ferial en 1925 y podríamos compararla, guardando las distancias, con , la condesita de Torres, dulce e impagable).

“Caballitos”, “Ola Marina”, “Látigo”, “Noria”, “Grutas Mecánicas” o “Catacumbas”, casetas de tiro, tómbolas, circos “Kron” y “Berlín”, “Teatro Chino”… y tebeos en la memoria de los veteranos … y curiosidad de los peques que leían a “Diego Valor” y a “Garibolo”, a “El Diablo de los Mares”, “” y “El Hijo de la Jungla” a la vez que el Albacete Balompié jugaba y vencía al Reus por 1 -2… así que al finalizar la muestra tebeística unos y otros gritamos : ¡Aúpa el Alba!… y añadimos : ¡Viva los tebeos!.

Valeriano Belmonte