Don Quijote decía, “dad crédito a las obras y no a las palabras “. Y algunos hechos son estos. La situación actual del país deja mucho que desear. Los niveles de paro rondan el 25%. La desigualdad es de las mayores de los países de la OCDE, la emigración de españoles ha aumentado, la generación mejor preparada ha salido de España para buscar trabajo en el extranjero, las puertas giratorias se producen entre las empresas energéticas y los gobiernos, mientras tenemos una de las energías más caras de Europa, la corrupción y al fala de transparencia son señas de identidad delos gobiernos y la clase política, la austeridad se ceba en las clases humildes, hay gente que pasa frio por no tener dinero par aponer las calefacciones. En Albacete la situación es todavía peor en algunos indicadores. El 50% de los jóvenes no tiene trabajo, la crisis económica ha golpeado fuerte a la provincia, que sobrevive principalmente por el sector servicios y agricultura. La tasa de paro de la provincia según la EPA fue de 23,28% durante el tercer trimestre de 2015, por encima de la tasa nacional (21,18%). Los jóvenes han sido los más castigados por el paro, la tasa de desempleo juvenil en CLM casi rozó el 80% en 2014. El modelo económico basado en la hostelería y turismo (propiciado durante los últimos años) condena a las zonas del interior a la emigración y al paro. A pesar del “mantra” sobre la recuperación económica que repite el gobierno, en Albacete vuelve a subir el paro durante el mes de octubre en 2.350 personas. El único empleo que se crea es temporal y precario asociado a épocas concretas como la vendimia. Albacete sigue sin reconocerse como la ciudad más poblada de todo Castilla-La Mancha, con un peso específico y problemas diferentes a otras ciudades, con una Universidad que aunque importante, le faltan muchas titulaciones, que hacen que los jóvenes tengan que irse a otras provincias y con falta de inversiones en investigación y desarrollo. . En la provincia sigue el envejecimiento de la población rural y por la falta de oportunidades, la emigración sigue produciéndose, seguimos teniendo en algunas zonas las densidades de población más bajas de Europa. Siguen los problemas de depuración de aguas y mala calidad de aire que afecta a la salud de las personas, por ejemplo en Villarobledo, o en las zonas forestales de Elche de la Sierra los bosques sigue sin gestionar y sin crear empelo todo el año con lo cual solo se contrata a los trabajadores en las épocas de incendios lo que incide en elelevado riesgo de fuegos que desgraciadamente se materializa.… En la zona de la Mancha oriental siguen los problemas del agua por la falta de enfoque científico en lagestión delos acuíferos, mientras también falta información sobre los acuíferos de relacionados. Los proyectos de fracking siguen gravitando sobre los viñedos. En los límites de la provincia se encuentra el proyecto de Villar de Cañas (Cuenca) para albergar el cementerio nuclear, también llamado ATC (Almacén Temporal Centralizado), obviando los informes técnicos (hasta cuatro que demostraban los riesgos geológicos y la alta posibilidad de conexión de contaminantes entre los acuíferos circundantes y el Río Záncara) y que por supuesto es incompatible con todas las denominaciones de origen y agricultura ecológica de la mancha.

Por todo ello sobran los motivos. Es decir, es difícil entender este estado actual de la provincia sin las políticas aplicadas -y sobre todo por las no aplicadas- durante los últimos 33 años que ha gobernado el PP-PSOE. También es difícil imaginar que precisamente lo vayan a hacer en la próxima legislatura. En el programa de Podemos se proponen algunas soluciones. En Albacete son necesarias al menos tres tipos de políticas que al final incidirán en la mejora del bienestar de la población y que contribuirán sin ninguna duda a la creación de empleo en la provincia.

En energía, un Plan Nacional de Transición Energética. Derogación del Real Decreto 900 / 2015. de 9 de octubre. y aprobación de una normativa que permita el desarrollo del autoconsumo eléctrico. Adopción progresiva de una energía 100 % renovable en todas las dependencias de la Administración Pública. Compromiso público de no autorizar instalaciones de fracking, medidas contra la pobreza energética e hídrica. Pacto Nacional por la Economía Productiva. Apoyo a los clústeres para revertir el proceso de desindustrialización. Aumento de la diversificación industrial y apuesta por el desarrollo de los servicios avanzados. Creación de comités estratégicos sectoriales. Impulso de una política industrial centrada en el desarrollo de competencias específicas. Apuesta por las cláusulas sociales y la contratación pública como instrumentos de generación de valor social. Además de trasparencia y rendición y cuentas en todas las actuaciones. Participación ciudadana y auditoría para la ejecución de grandes infraestructuras. Reorientación del sector de la construcción. Reparto de la renta agraria y adaptación de la normativa de los sectores agropecuario y pesquero. Programa Nacional de Introducción a la Investigación. Programas para atraer el talento de emigrantes. En servicios sociales se creará una cartera estatal de servicios sociales garantizados, centros de servicios sociales en municipios mayores de 20 mil habitantes, una dotación estatal de 85 millones de euros para el plan concertado de prestaciones básicas de servicios sociales en corporaciones municipales, se propondrá una adecuación de los recursos humanos y materiales delos servicios sociales públicos a la demanda real existente. Además se creará el instituto de innovación e investigación en servicios sociales, etc.. En el gobierno de Castilla La Mancha y gracias a la presión de PODEMOS en las Cortes ya se ha avanzado en algunas soluciones como la pobreza energética, se ha avanzado en temas como renta garantizada, transparencia, rendición de cuentas, etc..

En estos días todos los partidos propondrán soluciones encima de la mesa, todas bien pensadas e ilusionantes, pero la pregunta es, si en 33 años de gobiernos continuos de PP y PSOE no las han aplicado, y estamos en la situación actual ¿porque iban a hacerlo ahora?, ¿porque íbamos a creerles esta vez? ¿qué credibilidad tienen?.

Respecto a otros partidos nuevos se recomienda estudiar las soluciones, pensar quien tiene más credibilidad y decidir la mejor. Los habitantes de Albacete son inteligentes y sin duda elegirán lo mejor. En definitiva se trata de mejorar una zona injustamente tratada tanto desde la administración central como desde Toledo pero que cuenta con una serie de recursos muy interesantes y que hasta ahora no se han puesto en valor. Porque también como decía Don Quijote: “Cambiar el mundo, no es utopía, sino justicia”.

Por todo ello creemos que el voto inteligente es el voto a Podemos.

Y Albacete es inteligente.