Si hace algo más de un mes mostraba mi satisfacción por el acuerdo entre PSOE y Podemos al aprobar el borrador de los Presupuestos Regionales, hoy no puedo por menos que mostrar mi sorpresa y sobre todo mi gran preocupación por que los mismos hayan sido rechazados con los votos del Partido Polular Y PODEMOS en el Parlamento. No cabe en mi cabeza.

Las consecuencias de tal decisión son extremadamente graves y perjudiciales para la inmensa mayoría de los ciudadanos, y especialmente para quienes más necesitan de los recursos públicos, para la sanidad, la enseñanza, los servicios sociales, las infraestructuras, el empleo, los empleados públicos y para iniciar la recuperación de buena parte de todo aquello que Cospedal destrozó. Es un frenazo en seco para todo ello.

Urge que PSOE Y PODEMOS se sienten y lleguen a un acuerdo que permita aprobarlos inmediatamente. Los ciudadanos no pueden pagar las consecuencias de una decisión nitidamente política tan injustificada como irresponsable.