Hoy, 2 de mayo, cuando hace dos años que Cantos falleció, sus compañeros, amigos y alumnos lo seguimos recordando con cariño y deseamos expresar nuestro reconocimiento por su valentía, dignidad y compromiso para la mejora de la calidad de la educación. Por encima de las diversas opiniones que pudieran existir sobre Joaquín Muñoz, hay unos rasgos que resultan incontestables: jamás utilizó su representación en beneficio propio, ni se sometió a ningún tipo de presiones ajenas a las decisiones democráticas de la institución que representaba, sin que las amenazas o persecuciones, por una parte, ni la oferta de puestos o prebendas, por la otra, afectaran a su decisión de servir a los intereses generales del profesorado y de la , y no dudó en enfrentarse a los abusos de poder que se producían, con las consecuencias personales y profesionales que ello suponía. Como persona fuertemente independiente se resistía a dar la razón a quienes dificultan el ejercicio de los derechos de los trabajadores y, hasta su muerte, defendió que la sociedad democrática es una conquista ético-política de cada día que sólo se puede mantener mediante una autocritica vigilante. Así, estuvo activo, hasta el último momento de su vida, participando el 1 de mayo de 2017, como había hecho durante muchos años, en la defensa de los derechos humanos.

Defendió los derechos de los trabajadores y las trabajadoras, cuando muy pocas personas lo hacían. Recordemos -a título indicativo- su defensa de los derechos de las trabajadoras de la UNED. Las mujeres que trabajamos con él, conocemos sus escritos y actos en defensa de los DERECHOS DE LA MUJER. Por ello, hay que agradecerle que, muchos de los logros obtenidos, se han alcanzado por su trabajo, muchas veces, contra el poder establecido.

Ahora, cuando se cumplen dos años desde su fallecimiento, la Federación de Movimientos de Renovación Pedagógica de Castilla-La Mancha (de la que fue su Presidente), queremos expresar -una vez más- nuestro reconocimiento a Joaquín Muñoz por toda una vida dedicada a la mejora de la calidad de la escuela pública y la defensa de los derechos de los trabajadores. MAESTRO DE MAESTROS, SINDICALISTA, y una PERSONA DIGNA. En efecto, desde sus primeros años como maestro en pueblos de la provincia de Albacete, estuvo en cabeza en la defensa de una escuela pública de calidad a nivel provincial, regional y nacional. En esta línea, su compromiso y trabajo fueron muy intensos, sirva como ejemplo la presidencia y organización del I Congreso de Renovación Pedagógica de Castilla-La Mancha, en el que se hicieron propuestas significativas para mejora la calidad de la enseñanza en esta región.

Recibió el premio “Herminio Almendros”, por el ejemplo de su vida consagrada a la educación y su aportación permanente para el perfeccionamiento de la tarea educativa y la elevación del nivel cultural de todos los ciudadanos, sin discriminaciones. Perseverante, durante más de cincuenta años, trabajó defendiendo un sistema educativo público de calidad y sin exclusión alguna, circunstancia que sólo puede garantizar un profesorado reflexivo y crítico que sea debidamente valorado. Consciente del importante papel del profesorado, fue un incansable activista en pro del reconocimiento social y la mejora de las condiciones de vida y trabajo del profesorado. Luchó en primera línea en el campo sindical, creando la Federación de Sindicatos de Profesorado Estatal (FESPE), de la que fue Secretario General; también fue secretario de Comunicación e Imagen de la , etc. Asimismo, en CLM, su trabajo fue muy intenso, en la gestión de las transferencias en materia educativa, constitución del (fue su primer vicepresidente electo), etc., ocupando puestos de máxima responsabilidad en la (FETE-UGT), a nivel nacional, regional y provincial.

Defender una escuela pública de calidad para suponía un compromiso personal y social de cara a lograr una sociedad más justa, solidaria, humana y democrática. Como solía decir, defender una escuela pública es el mejor medio para garantizar el derecho a la educación, formando personas libres y con la suficiente madurez ética, para que sean ellas quienes desde la reflexión y la crítica asuman el compromiso de construir una cultura escolar, basada en la solidaridad y en el ejercicio efectivo de los principios democráticos.

Era también un gran amante de la lectura y la música, y un incansable escritor. Desde muy joven, ganó varios premios de poesía, con cuya dotación pudo comprarse libros. Su actividad sindical estuvo acompañada por sus numerosos escritos y propuestas y, muestra de ello, se podría citar la creación y dirección del semanario Debate Escolar, la revista Trabajadores de la Enseñanza (nacional y provincial), y numerosos documentos en los que se posicionaba ante todos los temas educativos y sobre la defensa de los derechos de los trabajadores.

Muchas personas que le conocimos y trabajamos con él fuimos sus alumnos y alumnas en la lucha por un sociedad más equitativa y solidaria. Por ello, siempre estará en nuestro recuerdo y estaremos agradecidos por su dignidad. Sus pensamientos, aportaciones y actuaciones están escritas. GRACIAS por su ejemplo y dignidad. Descanse en paz.

LA FEDERACIÓN DE MOVIMIENTOS DE RENOVACIÓN PEDAGÓGICA DE CASTILLA-LA MANCHA

Dra.