A estas alturas, ya casi todo el mundo ha podido ver ese video tan natural y cotidiano que han grabado los dirigentes del en un despacho que mide más que las viviendas de muchos vecinos de nuestra región, amueblado con el mobiliario más exquisito que podría ilustrar una revista de decoración.

En ese escenario dice Floriano que les “ha faltado piel” a la hora de explicar las cifras. Yo creo más bien que lo que les ha faltado son arrestos para mirar a la gente a los ojos. Hay que tener mucho temple para que no te tiemblen las pestañas al saber que, por ejemplo, la tasa de pobreza infantil en niños menores de 16 años es del 26,7% en nuestro país, según los datos del último informe sobre El Estado de la Pobreza en España que ha presentado este martes la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español.

Resulta que en Castilla-La Mancha el porcentaje de ciudadanos que se encuentra en situación de pobreza severa supera el 10%. Esto quiere decir que si uno recorre la escalera de su bloque, un edificio con cuatro pisos por planta de media, en dos ellos no pueden poner la calefacción. Ese 10 % de personas, a quienes el Partido Popular no pone cara, no porque “les haya faltado piel” sino porque no han querido tenerla, tienen unos ingresos menores de 4.057 euros al año, es decir, 339 euros al mes. Bastante menos que cualquier elemento de atrezzo utilizado en el famoso spot.

Pero es que resulta que los que dicen ser la alternativa, se están viendo incapaces de contener con las manos un caudal desbordado de corrupción que crece y crece, arrastrando con la corriente los euros que los ciudadanos han aportado con esfuerzo al sistema, apretándose el cinturón, obedientes, para sacar a España de la crisis.

Ahora que están tan de actualidad la lista Falciani y los desfalcos al fisco, piensen si no se podría ayudar a un poco a estas familias si todos cumpliéramos con el deber legal (y moral) de hacer nuestras contribuciones como es debido. Les sugeriré que hagan un sano ejercicio de memoria: ¿Cuántos dirigentes de UPyD conocen que hayan sido objeto de escándalo por fraude? ¿Cuántos han protagonizado portadas por tener más bienes de los que declaran? ¿Cuántos han sido objeto de misteriosas comisiones? ¿Cuántos han sido destituidos por procesos dudosos a tres meses de unas autonómicas?

A todos estos políticos que están tan de moda últimamente les digo: dentro de unos años volvemos a encontrarnos y veremos donde estamos cada uno.