El Derecho a la Igualdad de Trato y No Discriminación es un derecho fundamental consagrado en la Constitución Española, en el Tratado de y en la Carta Europea de Derechos Fundamentales. , y habiendo sido muchos los avances alcanzados en los últimos años, todavía queda mucho trabajo por hacer, mucho camino que recorrer; sobre todo cuando vemos como cada día aparecen nuevos tipos de violencia de género que, al igual que el camaleón, se adaptan a los nuevos tiempos, a las nuevas tecnologías.

Nos encontramos ante un problema que tiene que tomarse muy en serio, que requiere mucha dedicación, porque los datos son muy preocupantes. Sin ir más lejos, el estudio de la , basado en entrevistas a más 42.000 mujeres en los 28 estados miembros de la Unión Europea, ha demostrado que un tercio de todas las mujeres europeas han sufrido violencia física o sexual en algún momento de sus vidas.

Como observamos no estamos hablando de un problema marginal, de hechos aislados; estamos ante una gran lacra social a la que hay que hacer frente desde la unidad, el diálogo, el consenso y la concienciación social. Y por ello, desde el PP creemos necesario redoblar nuestros esfuerzos para eliminar la violencia contra la mujer.

A través de la legislación sin duda alguna avanzamos en este pedregoso camino. Pero es imprescindible promover un debate público a todos los niveles de la sociedad que contrarreste la normalización de la violencia y el acoso contra la mujer en nuestra cultura e insista en que el hecho de acosar o golpear a una mujer es inaceptable e inadmisible bajo ningún concepto.

Necesario es que los hombres también se vean implicados y se involucren ellos mismos en este debate, en la concienciación, en la sensibilización con esta lacra que asola a nuestra sociedad. No es ningún secreto que los autores de las agresiones contra mujeres son mayoritariamente varones. Por consiguiente, si queremos combatir con eficacia la violencia contra la mujer es obvia la necesidad urgente de cambiar ese rol masculino que justifica, no solo el uso de la violencia contra la mujer, sino también contra la sociedad en su conjunto,

Conscientes de la importancia de poner en marcha nuevas acciones legislativas, en España ya se está trabajando con mucho tesón desde hace unos años, avanzando sin duda alguna con paso firme hasta nuestro objetivo. Pero es importante que todos los partidos políticos estemos unidos y en consonancia con los colectivos, como hemos podido demostrar -la mayoría- con el PACTO DE ESTADO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO que supondrá un gran revulsivo. Un Pacto que recoge 213 medidas y que está respaldado con un compromiso firme del y un compromiso presupuestario del de 1.000 millones de euros en los próximos cinco años. Un Pacto histórico y que recoge 10 premisas claves:

  1. Lucha contra todas las manifestaciones de violencia que sufre la mujer.

  2. Impulso a la protección de los menores como víctimas de violencia machista.

  3. Mejora la protección y los recursos que ponen a disposición de la mujer que sufre violencia machista y que no ha interpuesto denuncia.

  4. Mejora de la respuesta institucional.

  5. Perfeccionamiento de la asistencia, ayuda y protección a las víctimas.

  6. Intensificar la Seguridad

  7. Reformas legislativas.

  8. Mejora del conocimiento.

  9. Sensibilización y educación.

  10. Compromiso económico.
    

Sin duda alguna el Pacto de Estado contra la Violencia de Género ha sido un trabajo de consenso, ha sido un trabajo de diálogo con el que hemos hecho posible que se adquiera el compromiso de poner todas estas medidas en marcha pero marcando también un plazo.

No obstante, somos conscientes de que es complicado con este tipo de violencia, pero sí algo es importante es la confianza hacia las víctimas, que se sientan protegidas por la sociedad y por las instituciones, que no se sientan solas. Y para ello no es suficiente con el compromiso de las administraciones, se necesita el compromiso de toda la sociedad porque con nuestro silencio no debemos ser cómplices del maltratador.

Las nuevas tecnologías han puesto a disposición de los agresores nuevos medios y nuevas plataformas para llevar a cabo la violencia, pero la esencia de las agresiones es la misma. Se ha incrementado el porcentaje de violencia a través de internet, de mensajes y llamadas telefónicas, de redes sociales, está claro nuestras acciones también deben encaminarse a poner fin a este tipo de violencia.

Dice Lucia Nieto Corominas, psicóloga de la Fundación Espacia que trabaja para eliminar la violencia de género: “El hombre maltratador no nace, se hace. Sus golpes en la mesa, sus insultos, sus desprecios, sus palizas y sus asesinatos no vienen codificados en los genes. Tampoco dependen de su etnia, ni del nivel intelectual, ni de la posición económica, ni de sus adicciones. El perfil del hombre maltratador es el del hombre machista”.

Por ello, no permitamos que los niños puedan hacerse así mismos hombres maltratadores, hagamos de nuestra sociedad una sociedad que a cualquier mínima sospecha denuncie esta actitud y ponga en evidencia este comportamiento y a la persona que lo está realizando; hagamos de nuestra sociedad una sociedad “Igual” para todo.

Es por lo tanto vital la prevención, y para ello la educación tanto en el hogar como en los colegios e institutos; es esencial que desde pequeños, las niñas se sientan iguales y los niños las vean semejantes a ellos. Porque el ejemplo en las familias y en los centros educativos es, sin duda alguna, prioritario en la lucha contra la violencia de género.

Es un camino que ya hemos empezado a recorrer, pero todavía queda mucho camino por andar, y este camino lo debemos recorrer juntos mujeres y hombres.

Y por lo tanto como representantes políticos, desde los partidos políticos, desde las distintas administraciones, estamos obligados y así lo ha entendiendo el Partido , a poner las medidas necesarias para incidir en prevención, y además para llevar un mensaje de confianza y esperanza a todas aquellas personas que están siendo víctimas a veces incluso sin ser conscientes de ello de maltrato, y por supuesto no nos debemos olvidar de los menores que por primera vez son reconocidos también como víctimas de maltrato.

Desde el Partido Popular queremos decirte que la libertad está en ti, que nadie es dueño de privarte de ella, que estamos contigo.

Peñarrubia

Portavoz del Grupo Parlamentario Popular (GPP) en la Comisión de la Mujer en las Cortes de Castilla-La Mancha