El Hospital de ha vuelto a dar una respuesta asistencial completa a la población de esta área sanitaria, con la apertura de la planta que clausuró el PP en el año 2012, desmantelando entonces todo un bloque de hospitalización, e iniciando el un proceso de privatización, que afortunadamente fue paralizado al inicio de la presente legislatura junto al de otros hospitales que se encontraban en esa triste hoja de ruta como y .

Ha costado mucho esfuerzo y trabajo esta reapertura para un espacio que tendrá 26 habitaciones destinadas a pacientes atendidos por el Servicio de , pero tras esta jornada de satisfacción, y día histórico para Villarrobledo, la provincia de Albacete y el conjunto de la sanidad pública de Castilla-La Mancha, hemos echado en falta, algunas palabras de elogio del hoy precandidato a la presidencia del PP de la Comunidad Autónoma, .

¡Aún está a tiempo el también viceportavoz del grupo parlamentario del PP de felicitar al Gobierno de por “revertir” una “injusticia” con Villarrobledo y su comarca; en vez de optar una y otra vez por criticar una política sanitaria que recupera servicios en vez de suprimirlos; que apuesta por dignificar y humanizar la atención sanitaria, en vez de buscar la privatización, y que invierte en nueva tecnología, y no en cerrar urgencias rurales como ocurrió en Molinicos en 2013!.

Tenemos que recordar que el actual alcalde de Almansa era presidente de la Diputación provincial de Albacete cuando Cospedal y decidieron cerrar esta planta del , o paralizar las obras de diferentes centros de salud en Albacete, por cierto, también en Villarrobledo, además de Balazote o de la Sierra, entre otros, y también cuando se suscribieron convenios con la Comunidad de para fomentar el desplazamiento de pacientes de la sanidad pública de nuestra región a la privada, algunos de ellos también de esta área sanitaria.

Por todos estos motivos, queremos que el señor Núñez valore la apertura de la planta de Villarrobledo, y no siga mintiendo con falsas acusaciones de recortes y falta de inversiones del Gobierno regional y de la Consejería de Sanidad, cuando en realidad, en el Área Sanitaria de Villarrobledo, hay 52 profesionales más, y se han reducido las listas de espera en más de 2.000 pacientes desde agosto de 2014.

Haga una parada en su periplo por la militancia del PP y reflexione como candidato a presidir el PP de Castilla-La Mancha, asumiendo que el presidente Emiliano García-Page cumple con sus compromisos de legislatura, trabaja por una reconstrucción de servicios públicos tras una época de absoluta paralización, y reconozca los errores que cometió el Gobierno de Cospedal, para no llevar en su nuevo viaje, privatizaciones, despidos y cierres de plantas de Hospitales como el de Villarrobledo.

- Delegado de la Junta de Comunidades en Albacete