Durante la pasada legislatura autonómica, el gobierno del PP presidido por recortó de forma drástica los recursos económicos y humanos destinados a la prevención y extinción de incendios forestales en toda la región. El destrozo afectó de forma especialmente grave a la provincia de Albacete, donde Geacam suprimió 114 puestos de trabajo. Pero, además, la Diputación eliminó otros 42 Bomberos Mecánicos Conductores que el SEPEI aportaba a las campañas de extinción de incendios.

A lo largo de la actual legislatura, en Geacam se ha ido recuperando una pequeña parte del empleo destruido, y nada en el SEPEI; de forma que la provincia de Albacete, que fue la más dañada entre 2011 y 2015, es aún la que menos empleo estable ha recuperado.

De los 152 puestos de trabajo que habíamos perdido sólo hemos recuperado 32; pero además hemos seguido sufriendo recortes en medios materiales con la retirada de cuatro camiones autobomba, dos en 2016 en Peñas de San Pedro y Ossa de Montiel y otros dos en 2019 en Bogarra y Fuenteálamo.

Estos recortes tienen sus consecuencias. Según la Estadística de Incendios Forestales 2016-2018 que tiene publicada en su página web la consejería de agricultura, en CLM se incendiaron a lo largo de esos tres años un total de 11.074 hectáreas de masas forestales. Pues bien: 4.237 hectáreas, el 38,26% de todas las quemadas, corresponden a la provincia de Albacete.

La protección y conservación del medioambiente es hoy una de las mayores preocupaciones de la humanidad; y todos los gobiernos deben de situarlo entre sus prioridades. En Albacete tenemos motivos de sobra para la preocupación y para la exigencia: Necesitamos más medidas eficaces y medios humanos y materiales, con sus correspondientes dotaciones presupuestarias.

La preservación de nuestro medio natural es, además, una tarea que precisa dedicación permanente, en invierno y en verano. Es decir: empleo estable todo el año, porque a su vez permite asentar población en las comarcas más deprimidas de nuestra provincia e incentivar la actividad económica y vital en el mundo rural.

El próximo 26M comenzará para Albacete -para todos los municipios de la provincia-, para Castilla-La Mancha y para Europa una nueva legislatura, en la que el tiene que ser ¡ya! una cuestión absolutamente prioritaria.