Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha manifestado que no le gustaba el borrador de presupuestos de 2017 que en el mes de abril fueron rechazados por las Cortes Regionales.

Por lo tanto, tampoco nos puede gustar el nuevo que ha vuelto a presentar el Gobierno ahora, en el mes de julio, ya que son copia de los anteriores. Esto no solo lo decimos desde Izquierda Unida; lo dice el propio Consejero de Hacienda cuando afirma que no debe ser dictaminado nuevamente por el ya que siendo igual al anterior no es necesario.

Pero nos gustaría explicar, aunque sea brevemente, por qué no nos gustaba el borrador anterior y, por ende, tampoco el nuevo. Y lo intentaremos hacer ayudados de unos gráficos, cuyos datos han sido extraídos de los presupuestos aprobados por las Cortes Regionales.

El primer gráfico que utilizamos se puede ver la evolución de los gastos totales en valores absolutos desde 2011. Es decir, desde el último presupuesto de , hasta el nuevo de 2017, pasando por la legislatura del .

En el mismo se ve la profunda línea de recortes a la que el PP sometió a esta región, en las que las políticas sociales fueron las que más se redujeron, y por lo tanto, las capas sociales más necesitadas las más perjudicadas.

A partir del 2013 comienza a aumentar el gasto en valores absolutos. En este contexto sería de esperar que ese incremento en valores absolutos se viera reflejado en un aumento en el porcentaje de los gastos en políticas sociales, sanidad, educación, cobertura social, y el empleo. Pero desgraciadamente no es así. Por ejemplo en el empleo, utilizando el gasto de personal de Castilla-La Mancha, no se ve reflejado. Pasa lo contrario: en el 2017 hay una disminución en porcentaje destinado a este gasto con respecto al 2016.

Lo mismo ocurre en el gasto destinado a sanidad. Disminuye con respecto al 2016. Y en menor medida, pero lo mismo ocurre en educación.

Y en protección y promoción social.

Entre los años 2016 y 2017, el importe del presupuesto aumenta mientras los gastos en políticas sociales disminuyen.

Por lo tanto la pregunta que se suscita es evidente, ¿dónde va entonces el incremento de gastos en Castilla-La Mancha? Pues a pagar la deuda pública. Una deuda que nadie ha auditado y no sabemos si es legítima y si estamos obligados a pagar.

En Castilla-La Mancha, tan solo Izquierda Unida cuestiona este hecho, mientras el resto de partidos asumen el pago.

¿Imaginan que en su momento nadie hubiera cuestionado las cláusulas suelo? Hubiéramos continuado pagándola, como ahora hacemos con la deuda pública, ya que nadie quiere conocer su legitimidad.

En esta gráfica podemos comprobar, que a diferencia de los gastos sociales, en este caso la línea de la gráfica se incrementa en la misma medida que los gastos absolutos. El Gobierno de prefiere pagar a los banqueros antes que a sanitarios, profesores y asistentes sociales.

Pero lo dicho no es todo lo malo. Habría que añadir que los presupuestos presentados tienen la misma tendencia que los del Partido Popular de . ¡Qué paradoja! ¿Cuántas veces ha criticado el PSOE los presupuestos del PP para ahora, casi copiarlos?

El no ha intentado revertir esa tendencia y recuperar los recortes sociales que hizo el PP en Castilla-La Mancha, y que no las sufrieron las clases pudientes, sino que las sufrimos los trabajadores y las trabajadoras.

Desempleo, desahucios, listas de espera en la sanidad, recorte en las ayudas a la dependencia, privatizaciones, recortes en becas, aumentos en los precios de las matrículas y la salida obligada del país de miles de jóvenes para buscarse la vida.

La línea de gastos en personal, sanidad, educación y protección social no solo no aumentan en igual medida que lo hacen los gastos en general, sino que disminuyen.

Por todo lo dicho no nos gustan los presupuestos de 2017. Son malos, son socialmente malos. Son muy similares a los que tanto se criticaban de Dolores de Cospedal.

Pero no crean lo que les digo. Cliquen en esta dirección web y compruébenlo ustedes mismos:
http://www.castillalamancha.es/gobierno/haciendayaapp/estructura/dghpfc/actuaciones/presupuestos-generales-de-castilla-la-mancha

Aquí podrán ver los presupuestos aprobados en Castilla-La Mancha desde 2003, y ustedes mismos comprobaran lo que les he dicho, y podrán ver muchas más cosas, como por ejemplo, de donde se ingresa lo que posteriormente se gasta. Se llevarán otra sorpresa.

No, no se revierten los recortes a las políticas sociales que hizo Dolores de Cospedal. Ni siquiera se ve por parte del una tendencia en ese sentido.

Y en todo lo dicho no hemos hecho referencia a otro gravísimo problema heredado en parte por el PP, las privatizaciones.

Cospedal adelgazó la administración pública y aminoró los servicios públicos prestados directamente en beneficio de las empresas privadas. Emiliano García-Page no ha hecho ni un solo gesto para recuperar lo privatizado. de ejemplo los 400 millones de servicios privatizados en la Consejería de Sanidad. 400 millones que suponen unos pingües beneficios para las empresas privadas y que salen de la mejora de nuestra sanidad pública.

, Coordinador Regional de IU CLM.