Sra. Presidenta:

En las últimas semanas, con especial intensidad en su intervención en el último Debate del Estado de la Región, venimos sufriendo el intento de su gobierno de trasladar una imagen idílica de la situación de Castilla-La Mancha, no exenta de triunfalismo, ausente de autocrítica, por escasa que fuera, y sobre todo, más que exigua de soluciones a los principales problemas que sufre la mayoría social. Ahora se acerca la aprobación del presupuesto y a Usted, que prometía empleo por los pueblos de nuestra región antes de las elecciones, solo se le conocen medidas que al aplicarlas dejan a la gente sin trabajo, no aporta ninguna medida para poner remedio al 37% de pobreza infantil, o a que esta región siga sufriendo un paro juvenil cercano al 60%, o haya más de 130.000 personas sin prestaciones y las familias sin ingresos pierdan sus viviendas. Se le pasa por alto a su gobierno explicar cómo se va a hacer frente al pago de los 12.341 millones de euros (unos 6000 euros por habitante) de deuda que ha alcanzado la región, una cantidad cuyo crecimiento ha sido inversamente proporcional al despido de miles de docentes y empleados de la sanidad pública, al desmantelamiento de los servicios públicos y al frenazo a la ley de Dependencia. Todo ello bien condimentado con un buen pucherazo electoral que pretenden contrarrestar el rechazo social que crean sus políticas, y una importante campaña de sanciones a quien se moviliza por las consecuencias de dichas políticas, con más de mil expedientes sancionadores abiertos en el año 2013.

Por eso, es muy importante que la gente sepa que hay diez cuestiones básicas que debemos tener preparadas, sobre la mesa, para ponerlas en marcha más pronto que tarde, lo más tardar, tras las elecciones autonómicas del 2015. Quedan, eso sí, dispuestas para que Usted señora Cospedal, si despierta de su ensoñamiento y pisa el suelo de la realidad, las ponga en marcha de forma inmediata, ya sea en su práctica de gobierno o en las prioridades presupuestarias. Los diez puntos básicos girarían en torno a las siguientes prioridades:

1.- Reactivación de la economía y el empleo. Aplicar un 5% adicional del presupuesto a una planificación estratégica por el empleo y la reactivación económica. Con especial fijación en los jóvenes y mayores de 55 años. Además es necesario: Aprobar una Ley de Economía Social, dotar de un fuerte impulso al sector agrario y ganadero, el desarrollo rural y la gestión ambiental de nuestros montes.

2.- Refuerzo del sector público. Apostamos por una inversión pública suficiente. Ni un despido más, ni un recorte más. Retomar inversión en educación, sanidad y servicios sociales.

3.- Renta Mínima Garantizada para los 80.000 hogares sin ingresos en Castilla-La Mancha. Una renta modular en función de las diferentes situaciones familiares.

4.- La Vivienda como un derecho. Aprobación de una Ley Antideshaucios que impida que no exista ni un desahucio más en Castilla-La Mancha en primera vivienda. Parque público de viviendas de alquiler con derecho a compra, aun precio asequible.

5.- Apuesta firme por las renovables y la eficiencia energética que, además, crearía empleo. Acabar con la pobreza energética en Castilla-La Mancha: luz y agua como derechos básicos.

6.- Firme defensa de nuestros ríos y la gestión sostenible del agua. Tenemos que acabar con el entreguismo en materia hídrica y defender las necesidades de las y los castellano manchegos. Gestión del agua 100% pública.

7.- Inversión real en políticas de igualdad. Trasladar el rechazo a la violencia machista a las instituciones y aprobar un plan integral para erradicarla. Rechazo a las leyes del aborto retrógradas y contra los derechos de la mujer.

8.- Medidas para regeneración democrática e institucional. Un nuevo Estatuto de Autonomía. Aprobación de una Ley Electoral democrática y proporcional. Fin de las y los aforados. Ley de Consulta Ciudadana. Revocatorio de cargos públicos. Ley de Participación y máxima transparencia en la gestión. Lucha activa contra la corrupción.

9.- Creación de una que apueste por la ciudadanía y esté al servicio de la economía real y sus proyectos. Realización de una reforma fiscal progresiva y equitativa. Lucha contra el tremendo fraude fiscal y los paraísos fiscales que lastran la economía pública. Estas medidas son la clave para obtener los ingresos adicionales necesarios para afrontar políticas alternativas.

10.- Fin de la represión y la criminalización de la protesta. Defensa a ultranza de la libertad de expresión y la manifestación, democrática y pacífica, en las calles.

Aquí una propuesta de gobierno, alternativa y sintetizada en 10 puntos básicos. Están son soluciones reales a los problemas reales de la gente, aquellos que Usted parece no conocer. Señora Cospedal, no deje pasar la oportunidad de virar hacia la ciudadanía y alejarse, por una vez, de otros intereses espurios, cercanos a los más pudientes, a la banca y a las grandes sociedades.

Sáez Coordinador regional IU Castilla-La Mancha