Tal día como hoy, un 17 de diciembre de 2009, las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaron el decreto de creación de la Agencia del Agua de Castilla - La Mancha, con el objetivo primordial de conseguir que todos los castellano-manchegos dispongan de agua en cantidad y calidad suficiente para satisfacer sus necesidades básicas y para poder desarrollarse en un entorno medioambientalmente sostenible.

Tras las elecciones de mayo de este año, el agua vuelve a ocupar una posición central en la acción política del Gobierno de Castilla-La Mancha, comprometido con un desarrollo sostenible del medio rural basado en el aprovechamiento de nuestros recursos naturales y paisajísticos, así como la implantación de empresas, desde el pleno respeto medioambiental, y comprometido igualmente con la defensa del derecho al agua como recurso de primera necesidad para las castellano-manchegos, y al caudal ecológico mínimo de los ríos que nacen en nuestra región, o la atraviesan.

Para cumplir con sus objetivos y desarrollar sus competencias, la Agencia, organismo autónomo dependiente funcionalmente de la Consejería de Fomento que gestiona las competencias regionales en materia de agua, cuenta con personal propio y con la entidad de derecho público Infraestructuras del Agua de Castilla - La Mancha.

Esta última es la encargada de gestionar directamente las infraestructuras de abastecimiento, saneamiento y depuración que le son encomendadas por la Administración Regional: ocho sistemas de abastecimiento que suministran agua a 176 municipios en los que viven casi 600.000 personas, y 194 depuradoras que prestan servicio a cerca de medio millón de habitantes, en estos momentos.

Castilla-La Mancha es una región que ocupa parcialmente las cuencas hidrográficas de siete importantes ríos. La participación de la Agencia en la planificación hidrológica de estas demarcaciones, cuyo fin es defender los intereses de la región, constituye uno de sus mandatos principales. A este respecto cabe destacar la labor que se realiza en los órganos de gestión de los ríos Tajo, Júcar, Guadiana y Segura.

Nuestra región es también la principal damnificada por el Acueducto Tajo-Segura, mediante el cual se trasvasan anualmente cientos de millones de metros cúbicos (más de quinientos millones sólo en el último año) que son imprescindibles para la supervivencia del río Tajo y para el desarrollo socioeconómico de la cuenca esquilmada. La férrea y continuada oposición a este (ya histórico) atropello, tan sólo interrumpida en la anterior legislatura, ha sido un eje prioritario de la acción del Gobierno regional y, en consecuencia, de la Agencia.

En el ejercicio de sus competencias, la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha ejerce numerosas funciones, entre las que destacan todas las relativas a las obras hidráulicas declaradas de interés regional, destinadas a abastecimiento de agua, saneamiento, depuración, encauzamiento y defensa de márgenes de ríos en áreas urbanas y aprovechamientos hidráulicos en general, así como en materia de regadíos. También aquellas relacionadas el ciclo integral del agua y con la ordenación y protección de los recursos hídricos competencia de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha. Propone al Consejo de Gobierno el nombramiento de los representantes ante en los órganos de la Administración hidráulica del Estado que afecten a la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, y en general, las labores de inspección, programación y coordinación de aquellas acciones relacionadas con el cumplimiento de la vigente Ley del Agua.

Actualmente, el personal propio de la Agencia se estructura en una Dirección Gerencia, de la que dependen un área de Coordinación de la Administración Hidráulica, tres servicios centrales (Planificación Hidrológica; Vigilancia y Control; y Abastecimiento y Tratamiento de Aguas) y cinco servicios periféricos, uno en cada provincia.

Por su parte, la entidad de derecho público Infraestructuras de Castilla-La Mancha, dependiente de la Dirección Gerencia de la Agencia, cuenta con personal propio que se estructura en una Gerencia y cuatro áreas (Técnica, Jurídica, Financiera y de Comunicación).

Todo un equipo humano, que desde la Consejería de Fomento, vela por la defensa, gestión y distribución de un patrimonio común como es el agua, de importancia capital para Castilla-La Mancha.

Antonio Luengo

Director General de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha