“Noche de paz, noche de amor, todo duerme en derredor y las estrellas con su titilar van anunciando ya la Navidad que ha venido al mundo en Belén el Hijo de Dios…” El villancico de todas las épocas y el más hermoso y entrañable se extiende por los confines de la tierra y entra en los hogares como una bendición en estas señaladas y deliciosas fiestas y se mezcla con otras cancioncillas populares y queridas del corte del célebre “Rin ,rin” que habla de la burrita cargada de chocolate, chocolatera y anafre… y de la campana sobre campana y de los peces en el río…

Navidad con belenes, árboles, alumbrado, lotería , “” y los , , Gaspar el Joven y Baltasar el Negro a lomos de dromedarios atestados de regalos para los niños que han sido buenos… y también para los revoltosos y traviesos , claro que sí, porque entre otras cosas, el carbón se ha puesto por las nubes… y la Nochevieja y las uvas al son de las campanadas… y los Inocentes… y el gran libro de “Superlópez” en las papelerías, y la peli que sigue recaudando dinerito contante y “resonante”…

Os recuerdo que mi exposición continúa en los pisos primero y segundo de la Biblioteca Pública, por cierto que en esta ocasión os envío más dibujos de la cuenta para que los que no podéis desplazaros a verla contempléis a través de “La Cerca” al Súper de Jan, y al simpático en las viñetas del laboratorio de “Escariano Avieso”, frente a marcianitos de armas tomar, a la vera del mismísimo “Supermán”, el “Robín Robot” y el “Pumby” de Sanchis, el “Plim el Magno” de Escobar, perseguido por “Angelito”, el niñito de , leyendo en la cartelera el estreno de la esplendorosa cinta que, como sabéis, se estrenó el 23 del pasado noviembre. Y “Superlópez” ejerciendo de oficinista y volando por los espacios interestelares y oculto tras un buzón de Correos esquivando al “Inspector Hólmez”.

No faltan el loro “Jeremías” de “la Familia Cebolleta” ni “” ni el ratoncito “Jerry” ni el “Botones Sacarino”… y el famosísimo “Super” en conciertos de rock acompañado por Dani y trocado en bebé avanzado con bigotito y agallas para desplazarse del planeta “Chitón” a los alrededores de la parcela catalana a compartir el pan, la sal, el azúcar y los mantecados, turrones, mazapanes y mariscos con el matrimonio de . “Superlópez” enfrentándose a fantasmas y peleándose con el propio “Jan” en el Museo del Prado… y en fin desfilando por cantidad de secuencias realizadas en papel, rotuladores permanentes de colores tan purísimos como los del Arco Iris y arropado con el cariño de los miles de forofos que leen el cómic, disfrutan con la peli… y espero que con mis dibujillos… Me despido con la “Impagable “Noche de Paz” y os “dejo en paz” por unos días enviándoos un “superabrazo” y deseándoos una feliz Navidad y un venturoso y próspero 2OI9… ¡Chao, amiguitos… y hasta muy pronto!

Valeriano Belmonte