Las amenazas contra la Iglesia católica se reiteraban en Argentina, donde las detenciones de católico se multiplicaban. El dirigente comunista italiano, Togliatti, según decían desde (Italia), ya no era grato en Moscú; había caído en desgracia. El Ministro de Marina español, Almirante Moreno, se trasladaba a Estados Unidos, donde fue recibido con aprecio, un modo de respaldar las excelentes relaciones con la Us Navy. El Vicealmirante de la VI flota americana visitaba (). En (Alemania), donde estaba reunido el Congreso Familiar Europeo, se decía que los maridos europeos se habían decidido a ayudar a sus mujeres en las tareas del hogar. La sequía, definitivamente, destrozó la cosecha en (Murcia). Eran cotidianas las denuncias a hoteles por malas prácticas, de lo que se hacía eco ABC. También se daba información diaria sobre las peticiones de mano y enlaces nupciales. No podían faltar, como ha sido siempre, las necrológicas. Desde (Francia), llegaba una crónica diciendo que Dalí empezaba a pensar que era un genio. El pintor se expresaba en estos términos: “Antes lo decía yo, sin creerlo; ahora lo dicen otros, y empiezo también a pensarlo”.

En el Vietnam Meridional se reproducía la guerra civil. Egipto denunciaba la enésima agresión israelí. Se aprobaba la construcción del pantano de Iznajar (), que embalsaría más de ochocientos millones de metros cúbicos de agua para regar las comarcas del bajo Guadalquivir. Se inició la construcción en 1959, que culminó en 1969. Otro pantano, (), se imaginó en ese año 1955, sin embargo, fue puesto en marcha en el año 1986. La carencia de agua lo ha tenido muerto demasiados años. El trasvase Tajo-Segura y las desaladoras de la zona, que descargan allí, ha permitido proporcionar suministro al este almeriense, que continúa sediento. Los regadíos tradicionales dejaron paso a los mares de plástico, que tanta riqueza regaló, como hortalizas proporciona a media Europa. En algunos ayuntamientos se daba premio a los maestros que más jóvenes redimían del analfabetismo. El Ministro de Educación acentuaba el rigor oficial para reducir una tremenda lacra social. Advertía, también, que habría sanciones para quienes se negara a instruirse; hasta podrían perder el empleo quienes esquivaran la obligación de alfabetizarse. A esta campaña del gobierno la llamaron Cruzada Nacional contra el Analfabetismo.

El embajador español en La Habana (Cuba), condecoró a varios oficiales de la armada cubana. El senado argentino votaba la abolición de la enseñanza religiosa. En el Tercer Congreso Católico, que se celebraba en , se advertía del peligro que suponía el comunismo para Iberoamérica. Y llevaban razón; los tiempos ratificaron esos fundados temores. También, hay que reconocerlo, la falta absoluta de justicia social alimentaba esos movimientos ideológicos. Hasta cinco millones de niños se había vacunado contra la poliomielitis en Estados Unidos. La cosecha murciana de capullos de sedas se valoró en unos quince millones de pesetas. Se elaboraba un plan muy ambicioso para dotar de luz a extensiones importantes de la provincia de Ciudad Real. En era detenido un individuo que vendía participaciones falsas de lotería. Veintidós nuevos reclutas de la Guardia Suiza juraron fidelidad al Papa. La fundación del cuerpo data del siglo XVI, en tiempos del Papa Julio II. En estas fechas, precisamente, el Vaticano anda buscando guardias suizos. El catorce de mayo juraban su cargo los nuevos Procuradores en Cortes.

Obrero, en esas fechas, entre otras consideraciones, publicaba un titular llamativo: “¡Contra la incautación del trigo! ¡Libertad de comercio! Clamaba contra el control del en España que recogía las cosechas para regular precios y abastecimientos. Supongo que un órgano de expresión comunista reclamando libertad de comercio. En los países comunistas europeos debía ser práctica común liberalizar el comercio, especialmente de productos que pudieran considerar de primera necesidad. En otro titular se daba cuenta del programa propuesto por el respecto a la banca en España: “Nacionalización del y control del Estado sobre los grandes bancos monopolistas”. Parece como si el tiempo se hubiera detenido, porque escuchamos esos mensajes del pasado con una clarividencia digna de los mejores economistas del mundo, pero en estos días del siglo XXI. Una caterva de torpes habla con una ligereza que asusta. La falta de capacidad para entender la realidad los hace absolutamente peligrosos en unos planteamientos que no tienen nada que ver con la ¡Libertad de comercio!, propugnada unas páginas antes.

Una señora de Albacete, charlando sobre tiempos de la niñez, cuando mataron a nueve de sus tíos, mostraba un tremendo desasosiego cuando escuchaba soflamas idénticas en este florido mayo de 2019. Hay quien no les da importancia, como entonces. La realidad es tozuda. Los manejos entre quienes parecen los mismos protagonistas de aquellos años, suponen haber olvidado su historia para repetirla; están jugando con fuego. Cuidado con las consecuencias de semejantes combinaciones ideológicas en ese laboratorio social donde se experimenta con elementos muy corrosivos y peligrosos. Nos estamos apostando el futuro en el tapete del presente ensuciado con el peor pasado posible. Mayo 2019.