En vísperas del Día de Mancha y cumplida la edad de Cristo en términos de “contabilidad política regional”, a uno le asaltan numerosas dudas, algunas muy en boga en estos tiempos que corren.

Frente a esa duda histórica arraigada siempre en el alcarreño-castellano, sobre qué hubiese ocurrido si en lugar de una provincia de Castilla-La Mancha, hubiéramos estado dentro de la mole madrileña, nos asalta en estos tiempos una duda mayor ¿y si no hubiese autonomías?

Los resultados de la cuestión los desconozco pero quien se formula esta pregunta (seguro que todos los que me lean y los que no, también) concluyen que el gasto público, sería menor.

Tal contestación no resuelve nada, ya que porque el gasto público fuese menor, no significa que tuviésemos que estar mejor, o sí, no lo sé. Lo que sí sé, es que el panorama español no invita, actualmente, a la alianza de autonomías (que no de civilizaciones) y se prefiere la ruptura, la división o la fractura.

Lo que también sé, porque lo conozco, es que a pesar de todo, de una manera en Castilla-La Mancha y en especial, muy en especial, en Guadalajara, nos hubiera ido mejor con otras políticas. Los 28 años de gobierno socialistas en esta región, con década de bonanza y esplendor económico incluido, los cuatro populares, tan difíciles como duros, y el año de la vuelta al “socialpodemismo”, por muchas razones, podían haber situado a Castilla-La Mancha en mejores posiciones.

Los socialistas no quisieron nunca (porque nunca les interesó) que la región prosperase. Los populares no pudimos y cuando íbamos a poder, las confluencias de Page y Podemos no nos dejaron y ahora, porque este gobierno es una vuelta al pasado, Castilla-La Mancha y Guadalajara vuelven a verse condenadas a perder oportunidades.

No logro entender, y son mis dudas, por qué vamos a pagar muchos más impuestos que los madrileños; por qué el gobierno actual de la región no quiere una universidad en el centro de Guadalajara ya; no logro entender por qué no se quiere mantener la posibilidad de ir siempre a los hospitales de ; no logro entender por qué no quieren traer agua de Alcorlo y no logro entender por qué Page siempre quiere la guerra con Madrid. No logro entenderlo, o sí.