La transparencia es un principio básico de la . De acuerdo con este principio, la información de nuestra Universidad regional debe dar una imagen fiel de la situación de la sus resultados.

Pues bien, que el futuro Rector utilice las páginas de la Universidad, para ofrecer una imagen distorsionada de las elecciones y, continuando con su labor de propaganda, no tenga valor de ofrecer un análisis más imparcial y completo de los resultados de las elecciones a Rector, es discutible y no anima a que todos nos involucremos en su proyecto, para que la Universidad avance. Ver información al respecto.

En aras de la transparencia debida a la sociedad y a la comunidad universitaria el rector debe presentar una imagen completa y matizada. Ofrecer una interpretación distorsionada de los resultados de las pasadas elecciones a Rector, además de servir para ocultar la realidad, puede provocar tensiones innecesarias, por la sesgada interpretación que desde la página oficial de la UCLM se proporciona sobre los datos. Quien va a ser la máxima autoridad académica y ostenta la representación de la Universidad de Castilla-La Mancha, no puede presentar los resultados de las elecciones a Rector afirmando que “dos de cada tres profesores y trabajadores de administración apoyaron la candidatura de Collado”. Que aparezca este titular (con la foto de Collado) en la página de la www.uclm.es constituye una muestra de información parcial, por no decir que es poco honesta, al manipular los resultados totales de la votación.

En los tiempos que corren, el futuro rector debe tener valor para ofrecer una interpretación de los resultados más neutra e imparcial. Las elecciones ya finalizaron y si se desea dar un nuevo impulso a la universidad para seguir avanzando, en un contexto universitario tan competitivo, es indispensable el compromiso y la participación de todos los miembros de la comunidad universitaria. Y para ello el profesor Collado, como futuro Rector, debe ser institucionalmente leal y generar confianza.

Si el profesor Collado, como futuro rector, se hubiera atrevido a admitir los resultados y ser imparcial, lo primero que tendría que haber dicho es que la candidatura del profesor Quiles obtuvo más votos. Tener el coraje de empezar por admitir estos datos, hubiera sido más preciso.

Porque de acuerdo con los resultados de las pasadas elecciones a Rector, celebradas el martes día 9 de febrero, de los 9.419 votos válidos emitidos el profesor Quiles obtuvo 4.779 y el profesor Collado consiguió 4.640. Considerando estos resultados globales, lo más obvio que es posible afirmar es que en cifras absolutas, Quiles obtuvo 139 votos más que Collado.

Se puede precisar un poco más y señalar que por campus, Quiles fue más votado en los campus de Albacete (1628 frente a 1027) y Cuenca (739 frente a 477); mientras que Collado obtuvo más votos en los campus de Ciudad Real (1.676 frente a 1.311) y (1460 frente a 1.031).

A continuación, lo que procedería aclarar a la sociedad y parte de la comunidad universitaria es por qué gana Collado. Es decir, por qué a pesar de que Quiles obtuvo más votos, sale Collado elegido como rector. Para esto hay que explicar que las normas electorales a Rector de la Universidad, no están regidas por el principio de voto igual.

En las elecciones a Rector los votos no valen lo mismo. En tal sentido, los votos de los doctores con vinculación permanente a la Universidad tienen un coeficiente de ponderación del 51%; los restantes profesores 15.5%; el coeficiente de ponderación de los votos de los estudiantes y personal investigador en formación es del 26% y a los votos del personal de administración y servicios se aplica como coeficiente de ponderación el 7.5%. Esta diferente ponderación de los votos de los distintos sectores, que establecen las normas electorales, es la que explica que la candidatura que obtiene más votos no sea la que gana las elecciones.

Para comprobar la importancia que tiene esta diferencia en la ponderación de los votos basta analizar lo sucedido en el sector de los estudiantes y personal investigador en formación, que es el más numeroso.

De los cuatro sectores que emitieron su voto fueron los estudiantes y Personal Investigador y en formación quienes más votaron a Quiles. En concreto la candidatura de Quiles recibió 3.796 votos frente a los 2.909 recibidos por Collado. En este sentido, de acuerdo con los resultados globales, se podría afirmar que los más jóvenes, es decir el futuro de la Universidad de Castilla-La Mancha, han respaldado con 887 votos más, al profesor Quiles que a Collado.

Para comprobar esta afirmación solo hay que examinar por campus, los resultados de las votaciones del sector estudiantes y personal investigador en formación. Collado solo obtiene más votos que Quiles en el campus de Toledo (1.116 frente a los 834 ). Sin embargo, en los campus de Albacete, Ciudad Real y Cuenca los estudiantes y personal investigador otorgan su apoyo a Quiles y no a Collado. En concreto, los resultados son en Albacete 1.381 votos para Quiles frente a 555 de Collado (es decir 826 votos más de Quiles); en Ciudad Real 997 votos para Quiles frente a 980 Collado (17 más de Quiles), en Cuenca 584 a Quiles frente a los 258 de Collado (326 votos más recibidos por Quiles).

En conclusión, la candidatura de Quiles obtuvo más votos globales que el candidato Collado (que se presentó solo) y si Collado obtiene dos de cada tres votos de profesores y trabajadores de la administración, Quiles obtuvo ochocientos ochenta y siete (887) votos más que Collado de los estudiantes y personal de investigación, que son el futuro de nuestra Universidad regional.

Por el bien de todos, confiemos que el candidato Collado sea más abierto y, en lo sucesivo, sea capaz de reflexionar sobre las elecciones desde una perspectiva más rigurosa, crítica y académica; esto implicaría que además de proclamar su victoria, tuviera el coraje de ofrecer una imagen más diversa y plural de nuestra universidad regional.

Artículo de opinión de Profesor de la UCLM - Campus de Cuenca