El diario Línea de , de la F.E.T. y de las J.O.N.S., número 4.095, año XVI, ese miércoles, se hacía eco de varias noticias. Francia perdía irremediablemente Indochina. El Viet Minh apretaba hacia el sur. Molotov trataba de separar Alemania de la influencia occidental. La delegación rusa amenazaba con levantarse de la Conferencia de si los aliados no respaldaban la creación de un ejército europeo. El frío se cebaba con el sur de la península. Nevaba en . En Murcia se anunciaba los festejos de primavera con una cabalgata. Pedrés sería el plato fuerte de la feria taurina murciana de Abril. El volcán Strómboli entraba en erupción. El Merapi, en Indonesia, hacía lo propio. Los panaderos franceses amenazaban con dejar sin pan a la población, exigían al gobierno poder subir el precio para mejorar los beneficios, que eran limitados. Estados Unidos anunciaba que usaría las armas atómicas cuando fuera necesario. Egipto pretendía mediar en beneficio de los líderes opositores detenidos en Siria. El anunciaba bolsas de viaje para escritores y artistas. Un gran titular decía: “El Valle de los Caídos, obra monumental de nuestro régimen. Una auténtica novena maravilla, en la que el genio del hombre se hermana con la creación de la naturaleza. Pronto estará terminado este Escorial del siglo XX”. Mostraba una fotografía con la cruz de 130 metros. Se anunciaba una reunión del para tratar las quejas de Israel sobre el comportamiento de Egipto, que restringía la navegación comercial con destino a sus puertos a través del Canal de Suez. César González Ruano, en su columna, se quejaba de la poca expansión del libro y que el público frecuentaba poco la lectura. Las tiradas editoriales eran ridículas. Parece mentira, pero sesenta y cuatro años después, la demanda de lectores y respaldo a la producción editorial vuelve al candelero. Probablemente, los condicionantes difieren en algunos aspectos. En aquellos años la competencia de las nuevas tecnologías estaba muy lejos de ser un problema. Las infracciones de los derechos de autor serían menos, aunque más seriamente perseguidas. Hablaría del poco interés por la lectura o falta de capacidad económica para la gran mayoría de los potenciales lectores. Resumía su alegado enfatizando sobre la primacía del fútbol sobre la literatura. Jamás imaginó que sesenta y cuatro años después estaríamos en la misma situación. Los festejos de La Candelaria reunían a los vecinos del barrio murciano de Santa Eulalia.

Aparecían convocados los premios nacionales de periodismo y para el año 1954. En la liga, el Real encabezaba la clasificación, seguido del . , Valencia y Atlétic de Bilbao seguían sus pasos. En la Voz de Albacete se hablaba de las informaciones aparecidas en sobre la extraña vida de la señora , acaudalada, que vivía en Calle Princesa, 72, junto a don José María Basols Iglesias. Tenía un albergue de perros y gatos, canarios y tortugas. Le había cortado una mano al cadáver de su hija. Mujer conocida en Albacete, donde había tenido su casa en la calle Mayor. Una historia que dio mucho que hablar y escribir en los años siguientes. En el recuadro diario, Eco de Albacete, se hacía referencia al mismo día del año 1898, cuando se decía que la imprenta propiedad de la Diputación abrió de nuevo sus puertas. Se hablaba que en el hospital de Albacete había cien enfermos. Ingresó , de Alcaraz, mordido por un burro y estaba afectado de hidrofobia. El interesaba la presentación de los señores oficiales de complemento, entre ellos a don Carbonell, alférez. En un recuadro se daban instrucciones para prácticas agrícolas. Se sugería, entre otros muchos consejos, la urgente siembra de trigos tremesinos o de primavera. Era conveniente sembrar a final de mes las semillas para prados y pastizales. Era el momento de abonar los terrenos y dejar entrar el agua en los cuadros de arrozales. Con respecto a las elecciones sindicales, se titulaba “Serán buenos quienes sean elegidos para los cargos sindicales, si los electores cumplen con su obligación y proceden con honradez”. En otros tiempos y con otros sindicatos, la consigna sigue siendo adecuada y justa. El restablecimiento de préstamos para la construcción de vivienda, acordado por el Gobierno, despertó gran interés entre constructores, empresas y particulares. En la Junta Interministerial del Paro habían llegado muchas solicitudes. Una noticia llamaba la atención del redactor de la Voz de Albacete: En Estados Unidos, al encontrar la policía a un borracho en plena vía pública, lo interrogó al respecto. El interpelado dijo que se dedicaba a ayudar a su padre. Más tarde se pudo comprobar que su padre tampoco se ocupaba de nada. Alfredo Marqueríe, en su columna, hablaba de Casas sin cimientos. Estaban desarrollando edificios prefabricados en Estados Unidos, que podían transportarse en helicópteros. Suponía un avance extraordinario para facilitar la oferta de casas, a precios competitivos y habitables en veinticuatro horas. Radio Albacete se quejaba del retraso de los estrenos cinematográficos en la capital, que llegaban mucho más tarde que a otras localidades de la provincia. Se anunciaba la proyección de cine en tres dimensiones en . No debemos olvidar que el cine suponía el espectáculo estrella en ciudades donde las obras de teatro solían ser menos habituales. El autor de estas líneas no había nacido, aunque ya era visitante de cines en y Murcia.