En el primero de ellos se han realizado actuaciones por un importe de 9.000 euros, con un plazo de ejecución de cuatro semanas. En el segundo caso, las obras se han llevado a cabo con carácter de emergencia ante el derrumbamiento del muro el pasado mes de marzo, según ha informado el Ayuntamiento en una nota de prensa.

En su recorrido, el alcalde ha destacado el trabajo realizado por los servicios municipales, especialmente en el muro de Ruiz de Alarcón, donde intervinieron de forma coordinada con el objetivo de paliar las molestias provocadas por la caída de la pared y para evitar cualquier riesgo derivado de la misma.

, Protección Civil y Bomberos y el Servicio de y Obras señalizaron y realizaron diferentes tareas para garantizar la seguridad de los vecinos.

A esta última intervención se ha destinado un importe de 71.995 euros, además de reconstruir el muro, se arreglaron los pavimentos de los viales, las instalaciones de saneamiento y abastecimiento y la urbanización total de las partes de las calles afectadas en la confluencia de la calle Ruiz de Alarcón y Esquiladores.