“Las batas se destinarán a los profesionales que están trabajando en condiciones precarias y de riesgo y las mascarillas para los vecinos, para que puedan protegerse, ya que no hay manera de encontrar este material en ningún sitio, ni en nuestro pueblo ni fuera de él”, ha indicado Plaza en un comunicado.

Según ha manifestado, los vecinos quieren ayudar y qué mejor manera que proporcionando el material de protección que no llega desde las administraciones. Así, desde el Ayuntamiento se han puesto en contacto con una empresa de Quintanar, que les ha suministrado bovinas de plástico y patrones para poder coser batas.

En la iniciativa cada uno aporta lo que puede, también la alcaldesa, que ha sido la encargada de elaborar el plan de trabajo de las mujeres que cosen tanto las batas como de comprar también la tela necesaria para las mascarillas.

“Contamos con dos fases la primera ha sido el reparto de las bovinas y de los patrones a las mujeres que están cortando este plástico y una segunda que consiste en que cuando los patrones estén cortados se hacen paquetes de 20 en 20 y se distribuyen al resto de mujeres que los van a coser”.

En este proceso se guardan las medidas higiénicas, se cose con guantes, mascarilla y las máquinas están desinfectadas. Cuando las batas estén listas, se recogerán y se distribuirán según las prioridades.

La también portavoz del Grupo Popular en la Diputación ha querido destacar el esfuerzo de los ayuntamientos de la provincia, en general, y del suyo en particular “que llevamos implicados desde el minuto cero en la lucha contra el coronavirus, sin más medios que los que tenemos nosotros y, eso sí, con la buena voluntad y apoyo de los trabajadores municipales y de los vecinos”.

Clara Plaza ha destacado este gesto de solidaridad de las mujeres de su pueblo “que voluntariamente han demostrado que este pueblo se solidariza con esta enfermedad y quieren ayudar. Son mujeres del mundo rural, que con sus manos, con sus máquinas de coser, están haciendo una gran labor en esta terrible crisis sanitaria. Son un ejemplo para todas las mujeres de España. Este gesto les engrandece como personas y a mí, por supuesto, como alcaldesa, me enorgullece y me certifica que Ledaña está llena de buena gente”.