La Semana de Música Religiosa de Cuenca (SMRC) concluye su 55 edición con un balance positivo de crítica y público. La diversidad de la programación –con 2 estrenos absolutos de obras encargadas por el festival a y - un total de 16 conciertos y numerosas actividades paralelas con una amplia participación de público concluyeron este domingo.

La participación de Alemania –país invitado- ha supuesto un abanico de estilos y una amplia gama de tendencias en la composición e interpretación que han recorrido obras de la época medieval hasta nuestros días con músicos del más alto nivel, como , Singer Pur, Musikfabrik y Vocalconsort.

Según la directora del festival, “lo más destacable haya sido la participación, cariño y respeto del público. El nivel habitual de calidad de la interpretación ha sido muy alto y bien recibido. La agudeza de Sardelli y el carisma de , la honestidad de Héctor Parra, el entusiasmo de o la sencillez deFernando Pérez hacen que mires de forma diferente su manera de hacer música, de “crear” en sus interpretaciones o composiciones. No son solo maestros músicos sino mucho más. Esas aportaciones que, sin duda, son subjetivas y demasiado personales aportan parte de la magia, del encantamiento del festival. El cóctel creo que ha dado buenos resultados.”

La 55 edición ha contado con 5.328 asistentes a los eventos, récord de público en la historia del festival y con la mayoría de los conciertos agotados.

Uno de los hitos de esta edición, con un lleno total y 15 minutos de aplausos, fue el estreno de William Christie y su grupo Les Arts Florissants con una obra de Bach en España, caso de la Misa en Si menor. La actuación además, supuso el inicio de una gira que les llevará por Europa con esta obra crucial del repertorio universal.