Tras la reunión, Fresneda ha calificado la cita como “cordial, sin tapujos y con mucha sinceridad” de la que ha surgido el “objetivo de, poco a poco, conseguir soluciones” para el sector agrario.

En este punto, Fresneda ha avisado de que su organización va a estar “muy activa” durante la campaña electoral para “no dejarse ningún fleco” por tratar con los candidatos a presidir la Junta de Comunidades.

Ha lamentado que en muchas ocasiones los políticos deslicen “declaraciones grandilocuentes que son flores de un día” en plena campaña electoral en torno al sector agrario.

Entre ambos dirigentes ha habido “sintonía” en materia de políticas contra el despoblamiento de las zonas rurales de la región, aunque en agua no hay grandes coincidencias, sólo en que “tiene que servir para generar desarrollo” en Castilla-La Mancha y en que el problema “no es el trasvase”, ya que hay zonas más allá del Tajo como la cuenca del Guadiana con “más problemas” que han de resolverse, en opinión de Fresneda, con una “política conjunta” de cuencas.

En materia de Política Agraria Común, coinciden ambas formaciones en no entrar en discursos “estériles” en campaña; además de compartir la opinión de que hay que dotar de “más transparencia y control” al sistema de sanciones a empresas agroalimentarias, toda vez que en algunos casos hay entidades que prefieren seguir actuando en contra de la normativa y pagar las multas porque les sale rentable.

“Discrepamos en cómo aplicar el modelo productivo. A nosotros nos mueve mucho el concepto de mercado de las cosas, así se mueve la agricultura”, ha especificado Fresneda.

“BUEN CLIMA SIN ESTAR EN TODO DE ACUERDO”

Por su parte, también ha querido destacar el buen clima del encuentro “sin haber estado en todo de acuerdo”. Así, ha valorado el documento recibido de manos de Fresneda, del que ha destacado que coinciden en detectar problemas en materia de agua, distribución y comercialización, lo que entiende como “un buen punto de partido para soluciones concretas”.

En cuanto al agua, ha presumido de que Podemos es “el único partido que dice lo mismo en Castilla-La Mancha, en y en la Comunidad Valenciana”, un discurso que defiende que “hay que hacer una política integral” en España y de la mano de .

Tras el documento recibido, se compromete el líder de Podemos a dar “respuestas concretas”, si bien ha aclarado que algunas de sus reivindicaciones no son competencia exclusiva del Gobierno regional.