El inicio de estas actuaciones requerirá de la declaración previa de emergencia para iniciar de manera urgente aquellas acciones que minimicen los efectos de la erosión y otros efectos desfavorables originados por el incendio, según ha informado el Ministerio en nota de prensa.

El contribuirá a las actuaciones de restauración con una inversión prevista de 400.000 euros para facilitar la rápida recuperación de los hábitats dañados.

Este incendio afectó a una superficie de 2.500 hectáreas, causando graves daños económicos, ambientales, sobre la biodiversidad y paisajísticos.