Para su funcionamiento, el Ayuntamiento ha aportado 50.000 euros, lo que supone el 34,5% de su presupuestos anual que se destina a proporcionar a los usuarios desayunos, comidas, cenas, ‘kits’ de higiene, pernoctas y ropa; aparte de costear el gasto de mantenimiento de las instalaciones. También se mantiene con las aportaciones de Cáritas y de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, según ha informado el Consistorio en nota de prensa.

Por edades, es la franja de los 45 a los 65 la que ha registrado en 2018 mayor número de usuarios, con 351; seguida de la de 30 a 45 años con 141; de 17 a 30 años 29 y más de 65 han pasado por el centro 41. En cuanto a su procedencia, 455 es española y 107 extranjera.

El Ayuntamiento además ofrece la posibilidad de alojamiento en una pensión cuando el albergue de transeúntes está completo o son derivadas por los Servicios Sociales, cuyos técnicos consideran que el albergue no es el lugar adecuado por diversas circunstancias, de esta forma fueron atendidas en total 67 personas, de las que 17 lo fueron por la primera causa. Este recurso está financiado al 100% por el Consistorio conquense, con 10.500 euros y también se hace cargo de la manutención.

ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL PROFESIONALIZADO

Por otro lado, 2018 ha sido el año de la puesta en funcionamiento de un proyecto novedoso, el de acompañamiento social profesionalizado, financiado en su totalidad por el Ayuntamiento con 70.000 euros para este año 2019 y que pretende ofrecer a las personas sin hogar una alternativa para dejar la calle; hasta el momento han sido atendidas 66 personas.

La cantidad global destinada a estas actuaciones para las personas sin hogar supera los 130.000 euros, más mantenimiento, luz, calefacción y mejoras realizadas en el edificio, lo que pone de relieve el compromiso del Ayuntamiento y la Concejalía de Atención a las Personas con este colectivo que se merece tener una segunda oportunidad.