Alcaldes y presidentes de Diputación del , designados por la y Provincias (FEMP), asistieron ayer a la reunión de constitución del grupo de trabajo para el reto demográfico de la Comisión Nacional de . En la misma, reivindicaron las políticas impulsadas por el Partido Popular en la anterior legislatura para frenar la sangría demográfica tales como el fomento de la conexión a través de Internet, la atención a los jóvenes o el apoyo a proyectos de los Ayuntamientos de menor tamaño, además de la necesaria sensibilización del conjunto de las políticas públicas con las especiales necesidades de las zonas rurales y con despoblación.

Además, recordaron que el Gobierno del ha sido, el primero y el único, que ha apostado por la lucha contra la despoblación como una política de Estado, estando presente en los principales planes de desarrollo, como el de vivienda o el de la banda ancha.

Para los representantes del PP, la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico impulsada por el es “fiel reflejo de que el Partido Popular abandera el trabajo en favor del mundo rural porque lo llevamos en el ADN”.

A la reunión, convocada por la Comisionada del Gobierno frente al Reto Demográfico, asistieron por parte del PP, , presidente de la Diputación de Salamanca; , presidente de la Diputación de Cuenca; , alcalde de de Ebro/Mañueta () y vicepresidente de la Comisión de Despoblación de la FEMP; , alcaldesa de Celedas () y , alcalde de A ().

Los alcaldes y presidentes de Diputación del PP han defendido que las Entidades Locales tengan un papel protagonista en la estrategia para frenar la despoblación por lo que han exigido al que “cumpla con las Entidades Locales y revise la financiación local y autonómica, requisito fundamental para poder llevar a cabo medidas realmente efectivas en el ámbito de la despoblación”.

Para los representantes del PP, es fundamental “alzar la mirada a Europa, elevar la voz ante para así visibilizar el problema de la despoblación del medio rural y que Europa tome conciencia del mismo”.

Asimismo, los alcaldes y presidentes de la Diputación del Partido Popular indicaron que “con casi 5.000 municipios con problemas de supervivencia ya no valen cuidados paliativos sino soluciones de Estado”.